Anteriormente se anunció que el 20 de mayo de 2021 se estrenaría la cuarta parte de la franquicia de Matrix. Luego de que el mundo entrara en crisis sanitaria esa fecha quedó en duda, ya que la producción se detuvo.

Junto a esta acción también vino el despido de alrededor de 300 trabajadores alemanes a los que les canceló el contrato. Ahora estos mismos están amenazando a Babelsberg Studio (estudio contratado por Warner Bros.) con tomar medidas legales, a menos que los indemnicen, les den algún tipo de apoyo económico o lleguen a algún acuerdo. Desafortunadamente, Charlie Woebcken, CEO de la empresa, declaró que no es posible restablecer o poner alguna fecha tentativa para volver a las filmaciones, dada la incertidumbre sobre el coronavirus COVID-19.

La productora canceló los contratos de los trabajadores a pocas semanas de haber comenzado a grabar en San Francisco algunas escenas de acción para la película, mismas de las que algunas fotos se filtraron y ya se encuentran en la red. Sin embargo, al nunca haber llegado a rodar en Belín – sí estaba en el itinerario – los actores no podrán acceder al fondo financiero que la Comisión de Cultura y Medios de Comunicación del Gobierno Federal de Alemania (BKM) creó para apoyar a los afectados por la cancelación de producciones cinematográficas.

La resolución de este problema no se ve a corto plazo, sin embargo, la producción de Matrix 4 sigue en pie y hasta la fecha de estreno. En este filme Lana Wachowski vuelve como directora, y Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss regresan como Neo y Triniy respectivamente. La trama y el resto de personajes no han sido confirmados. Esperemos más avances en cuanto se reanuden las grabaciones.