Desde el año pasado, Massive Attack dejó muy clara su postura acerca del cambio climático y, a diferencia de Coldplay quien decidió no hacer gira de su próximo álbum hasta que esta fuera sustentable, los originarios de Bristol ahora anunciaron que terminarán su gira por Europa en tren, en un intento de reducir el gasto de carbono que genera hacer un tour.

El cantante Robert Del Naja ha dicho que esta acción busca reducir la manera en que el modelo de producir giras y el estilo de vida de los músicos contribuye al cambio climático. 

El desafío ahora es no solo hacer sacrificios personales, sino insistir en el cambio sistémico que se necesita. Los negocios como siempre han terminado.

Massive Attack es una banda abiertamente activista en el tema del cambio climático, de hecho en abril del año pasado el dúo participó con un acto sorpresa en una marcha organizada por el movimiento Extinction Rebellion, además forman parte de la campaña Music Declares Emergency que busca cambiar la manera en que la industria de la música impacta con emisiones de carbono al medio ambiente. Otros artistas que también forman parte del movimiento son Mystery Jets, Radiohead, Robyn y The 1975.

Otra de las acciones pro medio ambiente de Massive Attack es su colaboración con la Universidad de Manchester a la que cedieron los datos de cuatro años de giras para su reporte acerca del impacto ambiental de la industria musical, centrado en áreas como el transporte de la banda y la producción, transporte de la audiencia y el lugar. 

Este verano Massive Attack tendrá un concierto de bajo impacto en carbono como parte del festival The Good Business, evento que busca concientizar a acerca del impacto ambiental que tienen las empresas. Se espera que este concierto reduzca su impacto de carbono a nivel transporte, catering, producción del evento, producción de mercancía y movilidad de los asistentes. La fecha y el lugar están por confirmarse.

MASSIVE ATTACK CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

COLDPLAY SE RETIRA DE LOS ESCENARIOS