Hace unos días Los Blenders estrenaron su nuevo disco Mazunte 2016, un álbum que no se aleja de la línea sonora ni el imaginario de la banda, pero que si trae varios cambios dentro de la agrupación. Además para estos tiempos difíciles, este cuarteto de valagardos ha sabido adaptarse y por ello platique con Archundia y Osmar, para conocer sus planes para presentar este disco, y que hay detrás de esta grabación.

¿Que significa este disco para la carrera de Los Blenders? 

-Archundia: Si hubiera tenido que contestar hace tres años, hubiera dicho que el último disco. Pero ahora con un poco más de templanza en el espíritu, yo creo que es un nuevo camino de la banda, antes sacábamos siempre todo como fuera lo último. Yo antes trabajaba en otra cosa, así que para mi siempre era, va a ser el último disco, o canción, antes de tirar la toalla y dedicarme a lo otro.

Pero este disco lo abordamos de una manera mucho menos fatalista, e intentamos desarrollar los elementos que hacen que la banda funciona y ver hasta donde la podemos llevar. Lo que está chido es que es un disco que se siente que es de Los Blenders, es fácil de escuchar, y tiene estas melodías que ya son una marca de la casa, pero si te clavas con los arreglos hay muchísimas cosas que nunca habían estado en un disco de la banda. Este disco está muy arreglado y tiene muchas energías, empieza tranquilo, sube, baja, se pone loco, y termina en un outro ahí super raro.

También estamos en un momento en el que nunca habíamos tocado tan bien, y fue porque el disco nos lo exigió, nos llevó a ver que tan buenos podemos ser, y es chido tomar estos retos. Además creo que para el siguiente disco creo que ya vamos a ir encarrilados con esta misma energía.

¿Internamente cómo fue aceptar este cambio y el irse retando para lograr ser mejores interpretes y ejecutantes? 

-Osmar: Es una evolución natural, entre más vas tocando vas mejorando tu sonido, y como banda vas tratando de evolucionar. Está padre lo que hacíamos al principio, y obvio, son las bases de la banda, pero ahora estamos ahondando en otros tipos de sonidos, y nuestra forma de ejecutar.

Por lo tanto se ve un poco más de evolución, al final seguimos conservando la esencia de ese rock pop, ese surf que nos caracteriza.

-Hay canciones como “Ponte Punk” y “Eramos para siempre” que escuchamos desde hace mucho tiempo, ¿todas las canciones del disco fueron naciendo por el mismo momento, o cómo fue el proceso de lograr estas 11 canciones y hacerlas entrar en un álbum? 

-Archundia: El disco iba a salir desde marzo, justo lo pospusimos por la pandemia, el disco estaba por salir para el 20 de marzo, pero un fin antes se paró todo, el disco ya estaba, así que fuimos sacando cositas. “Ponte Punk” si salió desde el año pasado, y incluso la grabamos con otro baterista, si te fijas mucho hay otro sonido, no se escuchan los toms enormes como en el resto de los tracks del disco, la tarola también se oye más chiquita, es que la grabamos mucho antes, sólo la remezclamos, pero el resto se escribieron en la misma época.

Empezamos a hacer maquetas porque nos habían escrito de una disquera de Estados Unidos, ya que chance podíamos armar algo, por eso nos apuramos a hacer maquetas, se las mandamos, y al final no pasó nada. Pero ya teniendo la canción ahí, la estrenamos en P’all Norte, porque siempre es chido estrenar música ahí. Justo la nueva versión de “Ponte Punk”  para el disco está más mezclada y trabajada.

Ya que tocas el tema de las disqueras ¿Cómo llegaron a Devil in the Woods? 

-Archundia: No sé, fue chamba de Diego, nuestro manager, el quinto Blender, el que no se ve en los escenarios pero siempre anda apoyando. Él fue quien nos platicó la idea, la verdad a mi no me gusta mucho que me digan qué hacer y cómo trabajar, pero Diego me convenció.

-Osmar: Eso también ayudo en la evolución del sonido.

-Archundia: También fue parte del crecimiento de la banda, a veces llegas a un punto en que tú por tu cuenta ya no puedes hacer más, pero para que una banda crezca necesitas un equipo atrás, y ellos nos dejaron armar las cosas a nuestra conveniencia. Además nosotros siempre financiamos todo de lo que ganamos de los shows, pero sin conciertos nos ayudó, y ellos nos recomendaron hacer el lanzamiento ahorita, y así nos metimos a la dinámica del sello.

 Les tocó posponer el lanzamiento del disco, reajustarse, debido a la pandemia ¿qué ha sido diferente de lanzar música ahorita en comparación de sus discos anteriores? 

-Archundia: Normalmente sacamos música, y con eso hacemos shows, salimos de gira y es lo que más nos gusta, salir a tocar, pero ahorita no se puede, a diferencia de la pandemia en comparación con ahora, creo que al inicio había mucha incertidumbre, y ahora está todo muy normalizado, es tedioso y rutinario estar encerrado. La gente ya no piensa en eso, y eso da paso a que la gente pueda pensar en cosas más banales como la música.

La verdad el primer disco lo sacamos medio al chile, el segundo mas o menos también, y es que así hacemos las cosas.

-Osmar: Lo chido es que los discos los hemos hecho nosotros de forma independiente, como dice Archundia,  no nos gusta que nos digan qué hacer musicalmente hablando, pero está padre experimentar y trabajar con una disquera. Así que como no pudimos sacar el disco en marzo comenzamos a sacar sencillos poco a poco, sin agotar todas las balas de nuestra pistola.

El 10 de octubre tendrán un show por streaming ¿qué va a pasar, qué vamos a ver? 

-Archundia: Está lleno de sorpresas la verdad, hemos estado trabajando muy duro, pero como ya habíamos hecho un streaming con Hipnosis, nos quedamos con la espina de hacer algo más, porque estuvo bien, pero estaban empezando a trabajar, y fue un gran primer acercamiento a esta nueva modalidad de hacer conciertos.

Justo ya con la experiencia, y la mentalidad de Shark de Osmar, se puso a carburar ideas y descubrió que el formato da para mil cosas más, de ahí la intención de hacer algo que sea nada parecido a lo que se ha visto. Aunque también quién sabe si nos salga es un proyecto muy ambicioso.

-Osmar: Tiene que ver con innovar, con hacer algo nuevo con este formato, porque está padre conectarte y ver a una banda de repente, pero creemos que le estamos apostando a crear un nuevo concepto en vivo, es más como un performance en el que estamos vestidos, actuamos, y más con el audio en vivo, mientras tocamos, y está padre porque va más allá de solo ver a una banda.

-Archundia:  La idea es que inicie como si fuera una sesión normal, pero va a ir evolucionando a algo más loco. Es algo muy ambicioso, y hay gente muy talentosa trabajando detrás, al principio lo estábamos trabajando con Azolina que es un cuate que trabajaba en una cosa que se llama Asco, y está muy cabrón de sus ideas, pero se tuvo que ir. Al final terminamos con Santiago que es un vato que toca con Osmar en o Tortuga, que justo le dio todo lo que necesitábamos para pasar del mundo virtual a las cámaras, es un super trabajo, y todo ese material nos va a ayudar a hacer un disco en vivo.

De todas las opciones que había para hacer la producción se quedaban cortas, así que tuvimos que salir al quite y hacer todo por nuestra cuenta, aunque fue mucho más caro de producir, fue un compromiso de crear cosas nuevas. Nuestro baterista se encarga del trackeo, yo de la mezcla, el equipo está trabajando en el espacio 3D, y el director con las ediciones, es una chambota, pero los 75 pesos que cuesta, van a ser los 75 pesos mejores gastados en su vida, y si no, ¡se los regreso!

 

 

Ahí lo tienes este sábado aprovecha y echa un ojo a este prometedor show de Los Blenders, y baila desde tu casa con Mazunte 2016 en una puesta en escena nunca antes vista, los accesos están disponibles aquí.

 

Si te gustó esta entrevista checa lo que Westberg me platicó sobre la nostalgia y el college rock como inspiración.