TXT: Toño Quintanar

La animación y la música siempre han hecho una mancuerna bastante adecuada; prueba de ello son increíbles proyectos actuales como Gorillaz o Daft Punk. Por supuesto, dicha unión encuentra su origen en algunas de las etapas más precoces de la era moderna y, a continuación, nos daremos a la tarea de enumerar algunas de sus representaciones más fenomenales.

Dethklok.

La banda más brutal y afamada del planeta, o al menos dentro del plano ficticio en el que se desenvuelve su historia. Haciendo gala de un sonido verdaderamente aplastante y de una oleda de fans que no teme arriesgar la vida, esta agrupación –compuesta por cinco inadaptados viciosos- se alza como uno de los proyectos más sensacionales de Adult Swim.

The Archies.

Un fenómeno similar al del nombre de Bon Jovi. Estamos en los alocados sesenta y la juventud –o al menos el tipo de juventud que los ideales norteamericanos conservadores deseaban imponer-necesita de una identidad. Es así como surge este proyecto musical el cual se convertiría en un auténtico fenómeno dentro de las listas del Billboard.

Josie and the Pussycats.

Cuídate la espalda, Archie; hay un grupo de chicas que está deseoso de arrebatarte el título de la banda musical más genial de Riverdale. Además de rockear con los hits más coquetos, este trío de muchachas también se daba a la tarea de resolver misterios en cada pueblo que pisaban. Por favor, no hablemos de su terrible adaptación fílmica en live action.

Alvin and the Chipmunks.

¿Quién diría que este trío de roedores llegaría tan lejos? ¿Recuerdan ese episodio en el que se visten como punks y tocan en un antro de mala muerte y hay una redada y terminan arrestados? Una auténtica joya de los viejos tiempos. Aquí tienen el video por si no han disfrutado de esta genialidad que, por supuesto, deja entrever el concepto que se tenía de la movida anarquista por aquellas épocas. Aceptémoslo, el tema que tocan está a la par de The Sex Pistols.