Lamori es un quinteto finlandés que mezcla el metal gótico y el Dark Wave. Hace casi cuatro años firmaron un contrato con el sello italiano WormHoleDeath y ahora editarán Neo Noir, su tercer larga duración y segundo que saldrá con este sello. 

FOT:: Therese Anderson

En un comunicado firmado por Lamori expresaron que “los reservistas de la oscuridad están de regreso con su propia idea de lo que es el Metal Gótico clásico mezclado con el Dark Wave, el rock moderno y todo lo que hay entre ellos. Ahora traemos coros más grandilocuentes, melodías más sólidas y una oscuridad agridulce, todos envueltos en un paquete con tintes doom. La banda trabajó muy de cerca con los productores Jonathan Mazzeo y Carlo Belotti en todo el proceso, desde la preproducción hasta el producto final. En esta ocasión dedicamos más tiempo u esfuerzo en cada instrumento, especialmente la voz. Consideramos que este disco es una hermosa mezcla de lo viejo y lo nuevo de Lamori”.

La historia de Lamori se remonta al 2008, aunque su primera presentación en vivo sucedió hasta el 2009. Desde entonces, los integrantes no han cambiado: Matias Juselius está en la voz, Marcus Pellas en la guitarra, Mikael Westerlund en el bajo, Jens Wickholm en los teclados y Emanuel Sánchez en la batería. Por lo pronto han editado cuatro sencillos, de los cuales el más reciente es “The Devil’s mark”, canción inspirada por los juicios contra mujeres acusadas de ser brujas que sucedieron entre 1665 y 1668. Las islas, territorio autónomo perteneciente a Finlandia, son además el hogar de la banda.

El año pasado, la banda se convirtió en embajadora del proyecto Kranmärkt, una iniciativa surgida en las islas, pensado en la sustentabilidad y que significa que las empresas que ostentan esa etiqueta usan agua de grifo y no embotellada; no se trata de una certificación oficial sino de una etiqueta que indica que la empresa en cuestión es en sí misma responsable de ayudar a la sustentabilidad, sin que alguien la premie por hacerlo.