TxT: Toño Quintanar

Cuando era niño, It (1990) fue la película que mandó a todos mis coetáneos de primaria al psiquiatra  –obviamente, estamos hablando de una época mucho más inocente-.

Por supuesto, yo también encontraba sumamente aterrador al payaso interpretado por Tim Curry; sin embargo, mi primer lugar en cuanto a traumas infantiles lo ocupa cierto muñequito pelirrojo y malhablado –lo sé, patético-.

Chucky es un personaje quien resulta cautivador gracias a esa fascinación malsana que despiertan aquellos objetos inanimados los cuales, desplegados a lo largo de nuestro ambiente familiar, nos hacen pensar en una sospechosa e hipotética autonomía.

El origen de esta inquietud debe sus potencias conceptuales a esa fuerza inconsciente que Freud describe como “lo siniestro”.

Según el autor austriaco, el terror más potente es aquel que se apodera de ciertos elementos cotidianos –un juguete, en este caso- para dotarlos de una serie de nuevas cargas malignas.

Misma situación a la que se suma esa profunda inquietud subliminal que despiertan aquellas réplicas antropomorfas que imitan los rasgos físicos humanos a partir de grotescas construcciones sintéticas.

Pues bien, Chucky tendrá un muy merecido reboot este año. Misma situación que se vuelve sumamente necesaria si tomamos en cuenta la velocidad con la que la franquicia original se ha malogrado durante sus últimas entregas.

No me malinterpreten, me encanta ver a Chucky en situaciones humorísticas –Bride of Chucky es una deliciosa oda al absurdo-; sin embargo, Curse of Chucky y Cult of Chucky se presienten bastante “forzadas”.

Esta nueva entrega promete darle un notable giro a la trama original al dejar de lado el origen clásico de Chucky –el asunto de Charles Lee Ray será eliminado por completo- para transformar al muñeco asesino en un juguete futurista el cual, por azares del destino, enloquece para transformarse en un homicida.

Misma elección que, aunque arriesgada, al menos se antoja bastante refrescante.

Checa el tráiler aquí abajo:


 

 

No more articles