Khemmis es (ahora) un trío estadounidense que toca doom. De repente le mete un poco de velocidad, como si quisiera sonar heavy (pasan de 40 km/h a 60, no más), y tiende a escribir letras que hablan sobre la muerte, el duelo y la pérdida. El próximo 19 de noviembre lanzará mediante Nuclear Blast Deceiver, su cuarto larga duración. Para comenzar la promoción sacaron un video-sencillo: “Living pyre”. 

Living pyre” es una gran canción. Se siente trágica, angustiosa y desgarradora (y la letra lo confirma). Muestra que la banda ha evolucionado, que ha encontrado un sitio más cómodo para expresarse y que va encaminada hacia las grandes ligas (las terrenales, no en las que juegan solitos Metallica y Iron Maiden). Deceiver tiene poco más de 41 minutos repartidos en seis canciones y, de todas, “Living pyre” es la más corta, con apenas 5:12; el tiempo suficiente para darse cuenta de que desde la llegada de la pandemia, la salud mental es parte del vocabulario actual.

“Me estoy ahogando en una mente que siempre se derrumba. Los ríos crecen y me rodean. Mi cuerpo es meramente un marco abrumado por sus pecados Un ancla fría y plomiza. Ardemos en una hoguera, una pira viviente”. El guitarrista y vocalista Ben Hutcherson lo explica así: “Cuando se trata de mi propia salud mental, cuando estoy en un mal lugar, no puedo acceder a la parte de mí que crea arte. Después de alcanzar esa comprensión de mí mismo, la mayor parte de esta canción salió de un jalón. Me sentía estable, esperanzado a pesar de que lo que había afuera en el mundo no era precisamente inspirador. Todos necesitábamos una razón para sentir un rayo de esperanza”.

Por su parte, al describir los temas que se abordan en el nuevo disco, el vocalista y guitarrista Phil Pendergast dijo esto: “todas las canciones tratan sobre las muchas formas en que somos engañados para creer estas historias sobre nosotros mismos: que estamos rotos, que no somos lo suficientemente buenos, que nuestra genética determina nuestro destino. El título del disco es como la etiqueta que ponemos en nuestra mente como si fuera una fuerza que nos engaña haciéndonos creer estas historias. El concepto lírico del disco es similar al descenso de Dante a un Infierno de su propia creación. Es nuestro álbum más oscuro hasta la fecha”.

Khemmis ya pintaba para ser una banda que emerge de esos lugares donde las sombras rifan, pero parecen haber encontrado la manera de dominarlas y llevarlas a otro nivel musical. Si “Living iyre” es una muestra funcional de cómo suena el disco, habrá que estar bien preparados porque entonces será un monstruo. Por lo pronto, la canción es ¡altamente recomendable!