Por Arturo J. Flores

El baterista de Jimmy Eat World me contó cuál es el secreto para no acabar peleado después de toda una vida de tocar con tus amigos

Platiqué con Zach Lind. El baterista del grupo formado en Mesa, Arizona, en 1993, me contó cuál es el secreto para no acabar peleado después de toda una vida de tocar con tus amigos. También del lanzamiento en vinilo de sus dos canciones nuevas, apenas en mayo de este año. Y sobre el concierto que Jimmy Eat World ofrecerá en el 26 de agosto en el Plaza Condesa.

¿Cómo les sentó volver al estudio después de Integrity blues (2016)?

Estuvo muy bien, porque anduvimos concentrados en la gira y eso nos mantuvo ocupados gran parte del año pasado. Pero siempre nos divierte volver al estudio y grabar canciones nuevas, sobre después de estar tanto tiempo en la carretera, se vuelve relajante.

¿Por qué lanzaron las dos nuevas canciones en un vinilo de 7 pulgadas?

Los tiempos modernos han hecho que pasara mucho sin que grabáramos un vinil, así que surgió de una forma muy natural. Queríamos darle algo especial a quienes no se conforman con descargar una canción, sino que quieren un objeto que atesorar en su casa. ¡Y qué mejor que un 7 pulgadas!

Love never me parece una canción mucho más salvaje, ¿había mucha energía contenida en ustedes?

Esa canción comenzó con una línea de batería que hice. Los demás fueron agregando cosas y el resultado quedó muy interesante. La intención es que este tema no se pareciera mucho a lo último que habíamos hecho y creo que lo logramos. Es mucho más fuerte.

Half heart es todo lo contrario, suena mucho más introspectivo.

Es una canción de una naturaleza muy cinematográfica, casi podría decir que una especie de cortometraje construido con música. Mientras la ensayábamos, pensábamos en que sonara dramática. Jim tuvo la idea general y creo que la trabajamos muy bien en conjunto.

¿Estas canciones podrían darnos una idea general de cómo podría sonar un nuevo álbum?

No lo sé, es difícil saberlo. Me cuesta pensar en ello porque a nivel consciente nunca hemos compuesto a partir de una idea general. Lo que puedo decir es que nos encontramos a la mitad del proceso, siendo muy creativos.

Después de 9 álbumes, ¿cuál es la principal motivación que los mantiene grabando canciones nuevas?

Más que una motivación, es que nos fascina tocar. La música es más fuerte que nosotros, nos mantiene unidos; pero sobre todo, nos brinda un escape, una forma de encontrarle sentido a la vida. No me imagino haciendo otra cosa. Además, grabar música nueva representa un reto. Una forma de canalizar nuestra energía y retratar la forma en que cambiamos como seres humanos.

A propósito de eso, ¿cómo afecta el tiempo la relación entre ustedes? Jim y tú se conocen desde la primaria.

Sí afecta. Somos afortunados, porque independientemente de ser personas muy distintas, creo que nos hemos acoplado naturalmente para trabajar, para divertirnos haciendo ese trabajo. Tenemos mucha suerte, porque empezamos esta banda siendo amigos. La relación viene de antes, desde la escuela, y que esa amistad prevalezca hasta el día de hoy, no es algo que todas las bandas puedan presumir. Algunas primero empezaron haciendo música y se volvieron amigos en el camino. En nuestro caso fue al revés.

Aunque por lo general a Jimmy Eat World lo tratan muy bien, ¿dirías que en 2018 las reseñas de prensa aún son importantes?

Depende, no creo que las bandas estén pendientes de lo que se escribe de ellas, por lo menos a nosotros no nos sucede. No creo que ni siquiera que una reseña afecte tanto positiva como negativamente, a la música de un grupo. Si como fan de la música, una reseña te ayuda a apreciar la música en otro nivel, puede resultar muy útil, pero al mismo tiempo debes ser muy cuidadoso, porque hay críticos que actúan de manera muy visceral. Me pasa un poco con las críticas de cine. Las leo, pero no resultan determinantes en mi propia opinión de la película.

 A propósito del concierto que ofrecerán en México, el mundo está lleno de divisiones por toda razón, pero la música parece ser una de las cosas que nos unifican, ¿eres consciente de ello cuando estás sobre el escenario?

Entiendo lo que dices y sí, es algo muy gratificante como músico, consecuencias positivas de la popularidad. Resulta muy enriquecedor poder viajar y acercarte a otras culturas y otras sociedades. Estar enterado de lo que pasa en el mundo y además, llevarle tu música a todas esas personas y hacerles pasar un buen rato. Es una de las muchas razones por las que la música es tan poderosa. Yo soy muy fan de la música, todo el tiempo estoy escuchando cosas.

PARA GANAR LA SERIGRAFÍA DE YOU LOVE WIN REALIZADA POR KRAKEN MANDA LO SIGUIENTE a contacto@marvin.com.mx, los ganadores serán notificados vía mail y serán elegidos al azar. La serigrafía se entregará en las instalaciones de la revista. 

-Tu nombre completo

– Un screenshot que demuestre que nos sigues en nuestra cuenta de Spotify y Youtube.

– Según esta entrevista, ¿cómo logran mantener una relación sana los integrantes de la banda después de tanto tiempo?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here