La noruega Jenny Hval ha compartido un nuevo track de The Practice of Love, su séptimo álbum. El sencillo se titula “High Alice” y contiene una sensual lírica de mayores alcances artísticos.

En un poético comunicado de prensa, Jenny nos cuenta la importancia del track:

“Por un tiempo, sentí esta canción como si fuera el álbum completo. No tenía idea de lo que sería el resto, solo un sentimiento […] y el título, las dos palabras “High Alice”, me llevarían allí. En ese momento, las estrellas que me guiaron fueron “La hora de la estrella” de Clarice Lispector y “Confide In Me” de Kylie Minogue. Quizás “High Alice” es la narradora de este álbum. No sé cómo lo escribí, fue automático. Pero me parece muy divertido que menciona tres veces el mar. “High Alice” va a todos los lugares a los que me enseñé que debía evitar, como los cuatro grandes temas: amor, muerte, vida, el océano. El océano. El océano.”

Las políticas personales

Antes, cuando más joven, yo deseaba saberlo todo. Mejor dicho, consideraba que debía saberlo todo: me avergonzaba no saberlo todo. Confieso que incluso al desconocer una referencia buscaba información para pretender ser culta. Fingir el hambre de conocimiento para saciar el hambre de reconocimiento.

Recién descubrí a Jenny Hval. Por fortuna Homero III me encomendó la escritura de esta nota. He tardado más tiempo de lo que deseaba invertir, pues he tenido que rastrear a Hval y rastrearme a mí en Hval: lo necesario para escribir cualquier oración acerca del trabajo ajeno. Aunque en tan breve formato no hay manera de exponer grandes verdades, ahí les va una sentencia: la vida se trata de desconocer y encontrar. De encontrarnos en lo que desconocemos y apropiarnos. De llenar vacíos.

Es extraño cómo en verdad somos hijos de la época en la que nos desarrollamos. Sin importar las latitudes, en el 2019 difícilmente podría una mujer escritora desprenderse de la teoría feminista, de los movimientos queer. La acumulación de injusticias comienza a encontrar cierta proporción en la acumulación de luchas. La creación, estoy segura, es una lucha personal que se convierte en una lucha múltiple, que comienza dentro y termina socializándose.

La literatura es composición

Novelista, cantante y productora, Hval es un collage de corrientes contemporáneas —desde el pop hasta el noise pasando por el gothic metal—, un tejido hecho a mano para crear una narrativa. La narrativa de una autora: la historia de una mujer que se posiciona frente a la realidad.

En la manera en que presenta su trabajo se lee su formación literaria, se manifiesta mucho más claramente la inter-disciplina presente en la composición de canciones. Y eso me encanta porque es la forma en que comprendí que la poesía era necesaria para la música popular y viceversa. Esto, lejos de repetirme que no hay nada nuevo bajo el sol, que ya todo esta hecho, me recuerda que no hay manera de estar solos. Que al otro lado del mundo habrá siempre otro ser humano llegando a las mismas conclusiones.

Un poema sencillo

“High Alice” es, como dicen en Consequence Of Sound, muy sexy. Se trata del segundo sencillo de The Practice of Love que será publicado por la disquera neoyorkina Sacred Bones el próximo 13 de septiembre. “High Alice”, una versión edulcorada de Alicia escapando de la obligación. Una Jenny-Alice que busca algo mejor siempre algo mejor y equipara la masturbación con la escritura de un poema. Porque masturbarse es crear un vacío, un hueco como una madriguera para habitar a placer: algo propio.

Foto: jennyhval.com

No more articles