Hay cierta música que te atrapa, que atesoras por el resto de tus días y que se vuelve una compañía para pasar el rato o para pasar ratos difíciles. Cuando descubrí el Emo, el screamo, el post-harcore eso fue lo que me sucedió, si bien con el paso de los años mi apertura para escuchar otros géneros y artistas totalmente alejados de lo que en su momento era mi pan de cada día, cada que puedo vuelvo a sonar esas canciones que ponía mientras iba rumbo al Foro Alicia.

Y con el paso del tiempo me encontré cruzando correos con Javier Ibarra, escritor y periodista cultura, para que llegaran sus textos a Marvin. Javier publicó su primer libro el año pasado, Una tragedia en tres acordes. Historias desde el moshpit lo editó Producciones El Salario del Miedo y dentro de ese libro viene una crónica titulada “Mantente Violento: Cry Me a River Fest” donde narra cómo el hardcore se apoderó de él. Sentimientos encontrados cuando compartes ciertas cosas con un autor.

LEE ALGUNOS TEXTOS DE JAVIER IBARRA AQUÍ

En tiempos de confinamiento hacemos muchas cosas para mantenernos cuerdos así que Javier decidió crear este fanzine que lleva por nombre Revenge of the Nerds, en la portada un viejo conocido de la televisión de los 90, el buen Paul Pfeifer de Los Años Maravillosos con una sudadera de Portraits of Past, una banda de post-hardcore de principios de los 90 que después revivió a finales de la primera década de los dosmiles y que su único larga duración lleva por nombre 0011001010001.

‘Revenge of the nerds’ surgió en el confinamiento del Covid-19. Podría leerse exagerado, pero mi vida cambió al descubrí el caos y la emoción del hardcore. Lo que envuelve a mi música favorita de adolescente (trabajo DIY[1]shows a ras de piso, letras profundas, estética noventera y ñoña, sentimiento) trazó un estilo de vida que repercutiría en mi persona hasta el día de hoy.

Este Fanzine cuenta con 13 textos, que recopilan artículos, crónicas, entrevistas y reseñas que en su mayoría se publicaron en algunos medios como Noisey, La Tempestad y La Zona Sucia, ahora viven en un producto que le hace honor al DIY. Son entregas que hablan sobre la música que lo traumó en la adolescencia y que vuelve de vez en vez, porque esas cosas nunca te dejan.

Revenge of the Nerds tiene textos en los que platica con Kiko Amat sobre cómo interpreta el Emo, Tomás Urquieta, el Screamo… Una pieza de colección para acumuladores de historias que se quedan en la cabeza por el resto de tu vida, el prólogo corrió a cargo de un buen amigo, Ariel Pukakz; quien desde 2013 tiene una editorial de libros de música llamada Walden.

El screamo nació como una respuesta al hardcore fue lo que nos atrapó. La música de los olvidados, la música del más débil, los marginados de los marginados; que no es tan sencilla de explicar porque como buenos ñoños le entran a distintos géneros y eso lo demuestran a la hora de crear. Esta fanzine/libro hace una disección de un movimiento que emociona a Javier, a mi, a Ariel y a varios más.

LEE MÁS SOBRE EMO Y REVENGE OF THE NERDS AQUÍ