Un nuevo estudio ha confesado que a lo largo de la existencia de Jackass se han gastado millones de dólares en cuentas de hospital.

Desde su primera aparición hace dos décadas, hemos visto a los integrantes de Jackass hacer todo tipo de cosas peligrosas que han puesto su vida en peligro más de una vez. Si bien las cosas nunca han pasado a palabras mayores, en más de una ocasión si han llegado hasta el hospital.

Si en algún momento te surgió la duda existencial de cuánto les han costado estas lesiones, Nova Legal Funding se dio a la tarea de investigarlo y la respuesta está de no creerse. Según el estudio realizado, el crew ha gastado más de 24 millones de dólares en cuentas de hospital por un total de 79 lesiones sufridas por los miembros Johnny Knoxville, Steve-O, Chris Pontius, Ehren McGhehey, Dave England, Jason ‘Wee-man’ Acuña y Preston Lacy.

Knoxville es quien encabeza la lista con una cuenta de alrededor de 8.6 millones de dólares por el tratamiento por una mordedura de cocodrilo ($100,000), una hemorragia cerebral que sufrió mientras filmaba la nueva película Jackass forever ($2.5 millones) y 16 conmociones cerebrales ($4 millones).

jackass

Vía Facebook Jackass

El segundo lugar se lo llevó McGhehey con un gasto de más de 7.8 millones de dólares en facturas médicas, de los cuales 2.7 millones fueron por romperse el cuello en tres diferentes ocasiones y 1.2 por las cuatro veces que se fracturó la nariz y tuvo que ser operado.

En tercer lugar se encuentra Steve-O con una cuenta de 5.8 millones de dólares, seguido de England con 1.65 millones. Acuña y Lacy son los que menos han gastado en hospital con gastos de $675,000 y $75,000 respectivamente. El estudio lo puedes checar dando click aquí.

Cabe mencionar que los $24,263,000 es el estimado por las lesiones de estos seis miembros. Si se tomaran en cuenta a todos los participantes de Jackass que han ido a parar al hospital, la cuenta llegaría a superar los 38 millones de dólares.

Foto de portada tomada del Facebook de la serie.
JACKASS: STEVE-O TERMINÓ EN EL HOSPITAL POR UN TRUCO CON EXCREMENTO DE PERRO