TXT :: Mixar López

San Pedro el Cortez proyecta luz a la nebulosidad del Under mexa. Un poco más de luz a las cloacas del noise graso de los subsuelos aztecas, muy por debajo de la conciencia de las niñas bien. Es el alcohol y la droga, el vómito y los licores corporales, las vísceras abiertas del Diablo, la música sin perdón en los oídos de Dios…

Es una perfección sucia, pornografía musical que proviene de la tradición barroca de una Tijuana podrida, usando el acorde y el grito desde una perspectiva plástica, con referentes como el punk, el garage y el rock psicodélico, en un contexto desbocado.

Sin etiquetas ni pre concepciones definidas, y el rechazo a las condiciones musicales (y artísticas), San Pedro El Cortez se ha convertido en los hijos pródigos del Doña Pancha Fest, y en su edición número X hicieron una presentación nada más y nada menos que con Papi Saicos, alias César Castrillón, co-fundador de la banda peruana germen del punk Los Saicos.

Hablamos con Aris Chagoya (guitarra de S.P.E.C.) al respecto.

¿Qué representó para ustedes el documental Basura (2013) de Carlos Matsuo?

Creo que el documental de Carlos “Mashulo” de alguna manera creó un mito sobre la banda. Nos encanta que Matsuo no nada más habló sobre la banda, sino también sobre la escena de Tijuana. Viendo el documental ahora, se nos hace que Matsuo capturó un momento importante para la música independiente de Tijuana y de México en general. La cara del baby face Tony Gallardo quedará para la historia.

“Intensidad… Intensidad de experiencia es lo que andamos buscando”, escribe David Lodge en El Mundo es un Pañuelo (1984). Háblenme de la intensidad de San Pedro el Cortez, la intensidad que se transmite en el estudio y arriba en el escenario, la que tiene cada uno, en lo emocional y en lo espiritual.

La intensidad que tiene San Pedro el Cortez viene de la incertidumbre. Ninguna tocada de la banda es igual a otra. A veces nos la rifamos, a veces apestamos, pero nos gusta tener ese riesgo, ese sentimiento donde crees que a cualquier momento todo puede terminar mal. Nos gustaría decir que somos consistentes, pero estaría mintiendo. Cada presentación tiene mucho que ver con nuestros ánimos al momento, qué sustancias mezclamos, y qué problema técnico tratamos de trascender (cuerdas rotas, cortos en nuestros instrumentos, usar una guitarra diestra cuando eres zurdo, una voz sin efectos, piezas que faltan en la batería por no pedirlas prestadas, tocar en amplificadores prestados que suenan a culo). En el estudio es un poco más controlado. Nos encanta grabar en vivo porque así no se pierde la energía. Y si suena mal es porque sonamos mal.

¿Qué es lo que escuchan cuando oyen nombrar a Tijuana?

Los pitos de las calafias, la música de los taxis, la canción del gas/tortillas/tamales.

¿Cómo es ser reseñados por la revista Thrasher?

Chingón. Pero pues, nada más creo que era como un enunciado.

¿De qué manera ha evolucionado S.P.E.C. desde El Vals Mefisto (Vale Vergas Discos, 2016), pasando por Creaturas (Erizo Récords / Vale Vergas Discos, 2016), hasta Un Poco Más de Luz (Erizo Récords / Discos Intolerancia, 2016)?

A: Vals Mefisto fue sacado por nosotros. Creaturas por Vale Vergas Discos, y Un Poco Más de Luz por 5Seven (en vinil), Intolerancia (en CD), Burger Records (en cassette) y Erizo (grabación, recursos). Lo más importante que hemos aprendido en cuanto sacar música es acercarnos a conseguir que la banda suene como suena en vivo. En el primer disco, nada fue grabado en vivo, en el segundo todo fue en vivo crudo, y en Un Poco Más de Luz fue grabado en vivo más o menos. “Chilam Balam” y “Sombras” han sido las experiencias más divertidas que hemos tenido en un estudio. Nos sentimos libres para improvisar y creo que se siente.

¿Qué es una década para SPEC?

Una década para nosotros es mucho valer verga y pocos discos. Pero no seríamos S.P.E.C. si no tuviéramos muchos obstáculos que superar. Hemos tenido mucha suerte y mucho apoyo de muchas personas, y por eso siempre seremos agradecidos y humildes.

¿Qué hay del disco conmemorativo de los diez años de trayectoria musical?

Le tendrías que preguntar al Diego sobre ese disco. Yo contribuí un demo de la canción “Sombras” que apareció en Un Poco Más de Luz. La letra es diferente. Cuando íbamos a grabar la canción, me di cuenta que ya habían grabado la voz con otra letra, pero no me agüité porque sonaba curada y así quedó para siempre.

La literatura utiliza la música como coartada: en las composiciones se pueden establecer relaciones de complementariedad con códigos que se entrecruzan, cada una de las artes puede ser evocada por la otra. ¿De qué manera evocan a la literatura?

Podría hacer el esfuerzo de sonar leído, pero la verdad no soy bueno para leer. Probablemente evocamos al autor/a borracho/a favorito de cada uno.

¿Qué representa para ustedes el reconocido ufólogo Cristián Franco?

Cristián Franco es un gran héroe mexicano para nosotros. Queremos vivir en un mundo donde en todos los lugares “contraculturales” y contraculturales, en vez de que tengan murales de Jim Morrison, que tengan murales de Cristian Franco. Que las rockolas tengan recopilaciones llamadas “Francos Choice” que tengan sus canciones favoritas. Siempre ha apoyado a la banda, pero más que nada, está haciendo un trabajo muy importante para los y las artistas que no caben en otro lugar.

marvin_2018_sanpedroelcortez

Han hecho mancuerna en diversas presentaciones con bandas del otro lado de la frontera, como No Bunny, Spirit Photography, God Equals Genocide, The Fast Takers, Lazer Zeppelin, Broken Water y ahora con su majestad anárquico: Papi Saicos. ¿Qué es lo que prepararon para el Doña Pancha Fest 2018?

Fue un gran honor poder tocar con Papi Saicos. La primera vez que escuché a los Saicos no podía creer lo que escuchaba. Nada en el planeta en esos años sonaba así. Para la banda, los Saicos ha sido una gran influencia. En el Doña Pancha no sonamos como los Saicos, pero creo que eso es lo que hizo la tocada interesante. Fue una colaboración más que nada.

¿De qué manera ha ayudado este festival a la carrera de S.P.E.C.?

El festival nos ha ayudado desde el principio, conectándonos con personas como Juan Cirerol en sus días de ensalada, nos presentó a Rancho Shampoo que nos influyó con sus raíces Rayovac, nos hizo creer en el futuro (¿y el pasado?) del punk nacional cuando conocimos a Los Nuevos Maevans, nos presento a la bella ciudad de Guadalajara. Ahí le paro, porque podría escribir toda la noche sobre cómo nos ha ayudado. Es un honor poder tocar en su décimo aniversario.

¿Cuándo podremos escuchar su nueva producción discográfica?

A: Esperemos que muy pronto, pero probablemente Julio 2019.