Impure Wilhelmina es una banda que algunos catalogan como post metal, aunque tiene un concepto atmosférico y melódico que cuesta trabajo encasillar: cuenta con riffs cercanos al black metal, pero la batería no posee el frenesí del doble bombo que caracteriza al género; la voz, por su parte, se halla cercana al drama de algunas bandas góticas, con líneas pegajosas que cambian a estados más crudos.

TXT:: Luis Jasso

El próximo 21 de mayo la banda liderada por Michael Schindl lanzará su séptimo larga duración, Antidote, por medio del sello francés Season of Mist. Impure Wilhelmina tiene un cuarto de siglo de vida, tiempo en el que ha roto barreras estilísticas sin dejarse llevar por las casillas dictadas por las corporaciones discográficas. Las palabras clave para describir la música de los suizos son intensidad, melancolía, poder y melodía.

Antidote está conformado por 10 canciones que superan la marca de los 52 minutos. Estará disponible en CD, vinil doble en diversos colores y formato digital. Una vez más, el grupo fue producido por Serge Moratell y Raphaël Bovey, ambos parte fundamental del sonido característico de Impure Wilhelmina; de acuerdo con la información proveída por sello: “una banda que cada vez más incorpora elementos de rock a una base musical construida desde el metal y la música oscura”.

Sin embargo, las palabras a veces no alcanzan y estas descripciones podrían sugerir una manera rebuscada de hablar de una banda oscura típica. Los de Impure Wilhelmina no caen en esa categoría y la manera más fácil de descubrirlo en visitarlos en los diversos sitios en línea que los cobijan, como la cuenta de Youtube de Season Of Mist; la cuenta oficial de Bandcamp (www.impurewilhelmina.bandcamp.com), en la que además se puede comprar música y mercancía; o en su sitio oficial: www.impurenet.com