Existen múltiples elementos que transforman a ‘Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad’ en la mejor opción fílmica de esta semana; sin embargo, vale la pena concentrarnos en el más evidente, su aspecto formal.

En una época actual en la que el terror se ha convertido en un fenómeno que depende de elementos estériles y carentes de significado, esta cinta se alza como un amoroso regreso a las eras más propositivas del género siniestro.

Lejos de buscar el susto fácil, o la salida más obvia, ‘Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad’ se vale de las propias estructuras intrínsecas del relato fílmico para proponer atmósferas plenamente inmersivas así como estructuras narrativas que resultan de lo más atrapantes.

Historias de Miedo para Contar en la Oscuridad película Guillermo del Toro

El resultado es una cinta que, a pesar de remitirnos de forma directa a esa serie de agencias codificadoras que proyectos como ‘Stranger Things’ han empleado hasta el cansancio, logra escapar de los confines del lugar común.

Misma situación a la que se suman una serie de elementos metadiscursivos los cuales sirven de claro homenaje a esa vena literaria que es el esqueleto seminal del género del terror en el cine.


 

Básicamente, una cinta que funciona como perfecto combustible para las imaginaciones más transgresoras y oscuras.

De forma adicional, vale la pena destacar que aquellos quienes deseen vivir una experiencia expandida con respecto a esta cinta podrán hacerlo hasta el 1 de septiembre en Cinépolis Forum Buenavista.

Con el fin de deleitar a los fanáticos del terror, los productores de esta cinta se dieron a la tarea de crear una serie de escenarios de lo más cautivadores los cuales nos invitan a cohesionar fantasía con realidad.

No more articles