Todos lo sabemos, tu lo sabes, Henry Cavill ha sido uno de los mejores Superman de la historia. El actor se ha preparado para mantener ese asombroso físico el cual no le pareció tan increíble al encargado de castear al elenco de las películas de James Bond.

Fue en una reciente entrevista en donde Henry Cavill confesó que hizo casting para interpretar a James Bond, el espía más famoso e importante de la historia del cine para la cinta Casino Royale y no fue elegido por “gordito”.

Seamos honestos, Cavill tiene uno de los cuerpos más asombrosos del cine actual. Su papel de Superman le exigió que se mantuviera en forma para poder asemejar al Hombre de Acero. Pues al parecer para el director de la cinta no fue necesario, ya que el actor recuerda entre risas y vergüenza que lo rechazaron por gordito.

Tristemente Henry no pudo ser el 007 gordito. El actor recordó que en ese entonces no estaba en forma ya que aun no interpretaba a Superman y tenía acceso al arduo entrenamiento al que fue sometido tras ser elegido como el nuevo Clark Kent. 

“Probablemente podría haberme preparado mejor. No sabía cómo entrenar o hacer dieta. Y me alegra que Martin haya dicho algo, porque respondo bien a la verdad. Me ayuda a mejorar”.

Pues al parecer Cavill antes de ser esa torre de casi dos metros atascado de músculos, antes parecía más un niñote un poquito gordito y tierno. Por lo que no fue elegido para el papel de James Bond.