Harry Potter, una de las franquicias más exitosas del cine, es también una que guarda un sinfín de secretos entre sus libros y películas. Teorías que muchas veces han sido desmentidas o confirmadas por J.K. Rowling, autora de las novelas, por muy descabelladas que sean. Como esta última, en la que se cree que Crookshanks, el gato de Hermione, en realidad perteneció a Lily Potter, la mamá de Harry.

Harry Potter teoría gato Crookshanks

Esta teoría primero comenzó cuando los fans creyeron que en realidad Lily Potter al morir, había reencarnado en un gato, pero claro que esto último se desmintió. Luego surgió otra creencia que dice que; Lily tenía un gato como mascota que la acompañó en sus mejores días en Hogwarts y que éste, al morir su dueña, camino y caminó hasta encontrarse en la casa de Hermione y sus papás.

Harry potter teoría gato Crookshanks

Fue en el último libro de la saga, Harry Potter, las reliquias de la muerte, en donde se reveló que, efectivamente Lily Potter había tenido un gato parecido al de Hermione; pero que éste había huido tras la primer batalla contra Voldemort.

También se sabe que, así como el gato de Lily Potter, Crookshanks, el de Hermione, pertenece a una raza mágica denominada Kneazle; cuyos poderes son la habilidad de identificar personas sospechosas y cuidar siempre a sus dueños, así como saber regresarlos siempre a casa. Esto último es la prueba más grande de que Hermione y Lily pudieron haber compartido la misma persona.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Crookchanks😼 #crookshanks #hermionegranger

Una publicación compartida de Harry Potter 💙 (@harrypotterhogwarts7) el