Hari Sama logró el reconocimiento por su gran película “Esto no es Berlín” y ahora regresa a la música como el interlocutor de Noble Savage.

Noble Savage es un proyecto musical inspirado en la oscuridad, y en los sonidos de los ochenta, el ahora tan famoso dark wave y el postpunk, que a través de revivals se han logrado posicionar en el inconsciente colectivo.

Desde la ciudad de Los Ángeles, donde tiene sede el proyecto, pude platicar con Hari Sama para desentrañar todo lo que hay detrás del proyecto que nos transporta a tiempos del Bar 9, y de hoyos funkie en México, ya que Noble Savage es un personaje escurridizo, cuyo padecimiento clínicamente definido como ansiedad social le impide ir a ningún espacio fuera del escenario.

 

-Para arrancar desde el inicio ¿cómo surge el concepto de Noble Savage? 

Este proyecto está muy vinculado a “Esto no es Berlín”, con esta peli estuve viajando, y es una película que tuvo que ver con un momento de mi vida muy especial y mágico, un momento en que el dark wave y el postpunk original.

Y al salir al mundo con la película me di cuenta que la banda que más conectaba con ella son los millennials, y eso me llamó mucho la atención, hasta darme cuenta de que la generación x y los millennials somos un espejo, y paralelamente fui descubriendo bandas muy jóvenes y los escuchaba y no sabía si lo que hacían era de ahorita o de los ochenta.

Di con un montón de bandas que han recuperado esas sonoridades pero que son muy jóvenes, como Drab Majesty, Cold Cave, Lebanon Hanover, así que como que de pronto to ose empezó a acomodar, luego de moverme a vivir a Los Ángeles. Aquí di con Noble Savage, nos juntamos y dimos con la idea de volver a ese lugar underground, contestatario, pero también ñero a la vez que radical, desde el que se pueden decir cosas importantes, para así hacer un proyecto desde la electrónica para empezar a tocar.

Luego lamentablemente llegó la pandemia, y lanzamos el primer sencillo enfocado a México, aunque pues salió para todo el mundo porque es virtual. Al final todo se terminó de gestar allá, pero con esa idea, para abrirse espacio en el under.

-Circunstancialmente todo hace click, tú película llegó en un momento con un revival bien fuerte por ese sonido con una nueva generación de bandas. 

Exacto, está muy cagado porque nada de esto fue pensado estratégicamente. Ha sucedido de manera karmica, llegó el momento en que la peli tenía que nacer, yo estuve en un dialogo interior y exterior por muchos años hasta que pudo llegar.

Claramente desde que empecé en la música este proyecto ha sido el que más ha llamado la atención, y que hace más sentido con mi voz, y de repente todo hizo sentido.

-Está todo muy loco y hace mucho sentido, en Los Ángeles está esta escena musical, que no es escena, mal llamada Cholo Goth, y acá en México hay una efervescencia enorme por el post punk ruso, pero regresando a Noble Savage.  Al momento tienen dos canciones fuera ¿Cuándo se empezó a trabajar en esta música? 

En verdad está todo muy loco, no entiendo, pero está pasando. Y bueno, como te decía me encontré con mi amigo Noble Savage, que este personaje que sale al escenario y comenzamos a jugar con esto desde el año pasado, y ya tenemos varias rolas formadas para ir saliendo.

Además hay una parte importante del proyecto que es Policrom, que son un duo mexicano de pop electrónico que se ha sumado en la parte de la producción, y ya están inmiscuidos incluso en la parte de la composición de la música, pero todo ha sido super gozoso.

Entonces, hemos tenido un tiempo largo de estar colaborando y ahora con el encierro para colaborar y jugar con el proyecto, de repente viajar a México para grabar voces, y además preguntar en Los Ángeles que les parece la música, todo este concepto de las sombras dentro de las letras.

-Hablando de la identidad el proyecto se identifica con la mutabilidad del mercurio ¿cómo fue encontrar esta relación alquímica?

Francamente viene desde la magia, tanto Noble Savage como yo estamos en un proceso de aprender más de la magia, la cábala y el tarot. Hemos pasado por un proceso importante alquímico personalmente.

Entonces era muy lógico jugar con esto, ya que el proyecto está permeado de la magia como un instrumento de alquimia, de transformación personal, pero también de comunicación artística, de gozo, y de símbolos y magia en el mejor de los entendidos: pensando en el teatro como un acto mágico; pensando que hay en este proyecto símbolos que son personas reales.

-¿De qué manera, ya sea directa o indirecta aplicas tu expertise de Expediente Sama en Noble Savage? 

Yo empecé con un proyecto llamado Eurídice, que inició en los ochentas y estuvo vivo hasta parte de los noventa, era una banda donde cantaba Javier Adrian que ahora es un artista plástico, que nos permitió a tocar con Caifanes, y Fobia cuando nació esto del Rock en tu idioma, y Patricio Iglesias de Santa Sabina estaba en la Batería.

Yo regrese a la música con Eurídice hace unos ocho años, cuando grabamos un par de discos, y fue de lleno regresar con el post punk, aún no estaba cimentado este revival y a pesar de que funcionó bien el proyecto no tuvo la suficiente resonancia, además todos estábamos ocupados en otras cosas.

Entonces cuando comencé con el Expediente Sama, quise llevarme al límite, en lo que nunca había probado de más chavo, haciendo algo más alegre en un experimentando para ver hasta donde me podía llevar, y si tiene un un par de canciones que me gustan mucho.

Pero siendo completamente honesto, me siento mucho más a gusto en este proyecto, con este regreso a estas sonoridades, y Noble Savage es mucho más cercano, es más genuino, es más a gusto, y estoy muy contento de que el proyecto haya nacido este año, y que llame tanto la atención por este muy nueva y gozosa necesidad por esos sonidos.

 


Es la generación millennial la que ha definido que necesita hacer una justificación profunda de sus símbolos elegidos. Para mi es increíble caminar por la Roma, el Chopo, o en Los Ángeles, y ver a los millennials vestidos, tatuados, y con un look de como nos veíamos nosotros,  la diferencia es que a nosotros nos llevaba la policía. 


 

Siento que de alguna manera ellos han necesitado recuperar la verdadera esencia, que antes quizá era una cosa más estética, pero han podido justificar de una forma más profunda cosas que les interesan.

 

-Noble Savage debuta con “Mishima’s Angel” que está inspirado en “La corrupción de un ángel” de Yukio Mishima, pero ya que me platicabas que tienen ya listas y formadas más canciones ¿de donde más podemos esperar que se nutra la música del proyecto? 

Va a haber un dialogo porque tanto como a Noble Savage como a mi nos interesa mucho el arte contemporáneo, de donde viene y de donde surgió, por ejemplo todo el coqueteo Bauhaus con el movimiento arquitectónico y artístico es simbólico e importante.

Nos vienen muchas colaboraciones, ya tenemos una invitación en un espacio artístico en la CDMX para hacer una colaboración, un experimento performático y con un fuerte coqueteo con el arte conceptual y viene mucho de eso.

Por ejemplo en nuestro segundo sencillo, el video, “Leap into Shade”, a nosotros nos gusta un montón, es un sencillo que une dos visiones de lo que Noble Savage es, por un lado el origen de nosotros como personas, que es ser seres de los subterráneo, seres de la periferia, Outkast.

El protagonista es un ser que se siente que vive en la periferia, que no pertenece, y eso le lastima profundamente, se siente como muy alejado, y además se enamora de alguien que parece pertenecer como a estos círculos de poder social, como de estrella social, por decirlo de alguna forma.

Por eso alguien le hace tener esta sensación de retorcerse por pertenecer, pero se da cuenta que no, si vas un poco más profundo, resulta que todos somos polvo de estrellas y todos somos lo mismo, ni siquiera existen los géneros como tal, todos somos lo mismo. Realmente esa idea de no pertenecer implica ser alguien inferior no tienen nada que ver con la real realidad.

El ser este se arroja a la sombra, porque desde la sombra tiene un gran poder al fundirse con todo, y se va a disolver con el espacio, así de esta forma retomamos este sentir de ser jóvenes desde la underground. Pero también metemos magia, porque nos interesa un chingo, el poder decir ya hemos estado en espacios mágicos en los que no necesitas nada ni a nadie, y así puedes manifestar una realidad completamente distinta para aquí, y encontrar tu lugar rodeado de otros seres, y desde ahí poder crear todo.

Así sentimos que es una rola muy inspiradora, que retoma la esencia ochentera pero que te pone a bailar y da la sensación de que estás bailando con el cosmos.