Rogelio Serrano es uno de los nombres más importantes de la electrónica actual hecha en México gracias a su proyecto personal bajo el nombre de Equinoxious. Siempre inquieto, esta vez el músico mexicano une fuerzas con Egle Naujokaityte para darle vida a Gris Futuro, el cual acaba de lanzar el EP llamado Hide & see, una muestra de electrónica analógica que vislumbra un futuro brillante con tintes experimentales, sin olvidar las bondades del pop. En generosa entrevista, Egle (E) y Rogelio (R) nos comparten los pormenores de esta nueva aventura.

TXT:: Jacobo Vázquez

¿Cómo surge la idea de tener un proyecto como Gris Futuro?

R. De la necesidad de integrar nuestros gustos musicales personales, nuestras experiencias sonoras, la forma en que concebimos el sonido y el mundo en general en un manifiesto sonoro electrónico multi lenguaje con fuertes influencias del minimal synth/minimal electronics. Quería un proyecto donde pudiera enfocarme en componer y explorar sonidos con mis sintetizadores. 

E. Tanto yo como Rogelio buscábamos un dúo de música electrónica cálida en sonido, y más frío en estética, a ambos por varios años nos fascinaron grupos y proyectos musicales similares de los años setenta y ochenta. Nos conocimos algo tarde, aunque, quién sabe, tal vez en el momento adecuado. Primero surgió el amor, luego llegó la pandemia; el tiempo perfecto para empezar a sintetizar (literalmente) nuestras ideas. Mi interés principal es cantar, aunque me gusta participar en el proceso creativo de las bases musicales, darle cierta dirección a Rogelio, criticarlo cuando hace falta.

¿Consideran que pertenecen a las nuevas generaciones que no les satisfacen las tendencias musicales actuales, que encuentran en el pasado propuestas que les resultan más interesantes?

E. Hasta cierto nivel, sí. Admito, que escucho y disfruto más música vieja que nueva, aunque en el presente hay música muy interesante también, sólo hay que saber buscarla. No me interesa replicar el pasado, sino pasarlo por nuestro sistema interno y concebir algo atemporal, que al escucharlo se piense: “hm, me recuerda algo”, pero no se pueda comparar con algo específico. 

R. Me gusta la forma en que se hacía música electrónica a fines de los años setenta e inicio de los ochenta. Antes del Midi todo se realizaba de forma analógica; para nuestra época es una forma obsoleta de hacer música, pero resulta interesante pensar en cómo se lograron grandes cosas con limitaciones tecnológicas. Por fortuna ahora se tiene lo mejor de ambas épocas, cualquiera puede hacer música con la enorme cantidad de instrumentos electrónicos, virtuales o hardware, que están a nuestro alcance.

La creatividad es atemporal, un mayor o menor número de herramientas no siempre dan resultados positivos. Esta tendencia musical de pasado-futuro en nuestro género va de la mano con el revival de la escena del minimal electronics o minimal synth que venía desarrollándose desde el 2000 en Estados Unidos, luego llegó a México y otras partes de Latinoamérica. Personalmente disfruto escuchar a artistas de ésta y otras esferas, ya sean del pasado o de la actualidad; esas influencias se van integrando en nuestra música.

¿Por qué decidieron llamar Hide & see a su EP?

E. Como ya se dieron cuenta los que escucharon a nuestro EP, la mayoría de las canciones están en diferentes idiomas. Pensamos en un nombre que fuera entendible universalmente y tomamos una de nuestras canciones en inglés, mi favorita del EP, tal vez  la punta de las ideas y emociones que se querían expresar con este trabajo… Hide & see también es una referencia a nuestro disgusto con el histrionismo de esta época, de repente sobra gritar por todos lados sin tener un mensaje realmente importante. Apreciamos mostrarse cuando se tiene algo que decir, la claridad mental que va más allá de llevarse por el histrionismo y el ego propio.

Me parece que su tema “Paukščių Pienas” es el que mejor define su sonido, donde convergen sus influencias y se nota su propuesta personal. ¿Están de acuerdo con esto?

R. Es nuestro track más pop. Creo que fue un sincretismo muy particular de gustos y culturas. Logramos lo que pudo haber sido un buen track synth pop underground de Europa del Este a finales de los años ochenta.

E. ¡Coincido! Me parece un track pop excelente. Aunque me parece que las otras rolas “menos pop” justamente son las que convergen mejor nuestras influencias y suenan más originales.

 

El nombre del grupo, así como los de las fiestas que han organizado, me recuerdan a John Foxx y su álbum Metamatic. ¿Qué elementos de ese artista les parecen interesantes para su propuesta?

E. El estilo, la sutileza y el balance de pop y avant-garde que traía, aunque realmente no sacó tantos álbumes en ese mismo estilo onda synth-pop. Obviamente está en nuestro Olimpo de artistas  favoritos. Respecto a las fiestas, marcamos así una diferencia con toda la escena muy obviamente “obscura” que abunda hoy en día en México. Me gustan los matices y el gris. 

R. Foxx logró un increíble álbum con pocos recursos, como la Roland CR78 o el ARP Odyssey.

La masterización del EP la realizó Hugo Quezada, ¿qué les gusta de su trabajo?

E. Hugo es un querido amigo de hace años. He tenido la oportunidad de conocer su colección musical y hablar de gustos mutuos, así que se me hizo interesante saber como él, con todo ese conocimiento, masterizaría nuestro EP.

R. Me agrada su trabajo desde que tocaba en Robota. Si bien esperábamos en primera instancia que nuestro EP fuera un poco más “punchy” , fue interesante tener de nuestro lado ese sonido un poco más lo-fi, un sello personal de Hugo. De nuestra parte, utilizamos algunos elementos técnicos clásicos de los años ochenta, como delays BDD, clones de la TR808, KR55 entre otras cosas; nos inspiró Chris And Cosey ‎y su Heartbeat, Deux entre otros artistas y amigos del género.

Dentro del EP hay canciones cantadas en distintos idiomas, ¿qué los motivo a que así fuera?

E. Sinceramente ya no me acuerdo por qué lo hicimos así. Creo que para ver, en cuál idioma nos sentíamos más cómodos El Español es mi segundo lenguaje materno, y al igual que mi natal lituano es en el que menos me agradó esta vez escribir. Cuando vivía en Lituania no me fluía escribir letras en lituano, se sentía demasiado cercano, obvio; y al Español lo idealizaba. A veces uno necesita cierta distancia para apreciar las cosas. 

R. Usar idiomas diferentes puede generar una perspectiva diferente al percibir el resto elementos que los acompañan; me agrada la idea de imaginar el idioma como un oscilador único.

¿Cómo se sintieron en su debut frente al público, qué dificultades encontraron al llevar su propuesta en vivo?

R. De mi parte la dificultad principal fue reinterpretar los tracks en nuestro sistema modular, porque cuando compusimos las canciones se hicieron fuera del sistema, (aunque lo utilizamos en multitrack para grabar). Tuve que ingeniármelas para sacar provecho a todo mi sistema. Utilizamos 3 líneas de bajo, por ejemplo, cada una tiene un diferente tipo de ritmo, aunque siguiendo una nota maestra. Al final lo logramos: no utilizamos computadoras ni pistas en vivo.

¿Planes para 2022?

R. Lanzar un nuevo álbum, explorar en nuevos tipos de composición musical, timbres y atmósferas sonoras. 

E. Sacaremos Hide & see en casete en Industrial Coast, una disquera inglesa. 

*Gris Futuro se presenta el próximo 28 de enero en Japan (Uruapan 20).