Durante muchos años, hemos sido testigos de diferentes demandas que la industria de los videojuegos ha sufrido, estas van desde plagio hasta fallas en el sistema. Pues ahora han decidido demandar a Fortnite por ser tan “adictivo” como una droga.

Todos hemos jugado, visto u oído hablar del famoso Battle Royal de Epic Games, Fortnite. Millones de personas alrededor del mundo se pegan a la televisión horas a la televisión (como diría mi mamá) para competir contra otros jugadores y ser el único en el mapa.

Durante sus dos años de vida, Fortnite ha pasado por diferentes problemas legales, entre demandas por supuesto plagio en los famosos bailes y el estilo de juego, hasta la  demanda colectiva que se interpuso en su contra por causar “adicción”.

¡Sácate el Fornai pa´ ponerme bien León Larregui!

La demanda se hizo en Quebec, Canadá, por dos chicos los cuales aseguran son adictos a Fortnite desde que se salió.

En la demanda se señala que el videojuego desencadena la liberación de dopamina, además de afirmar que Fortnite esta diseñado para ser adictivo y que su estilo de juego están diseñadas de tal manera que las personas se vuelven dependientes al jugar. Algo parecido al sistema de los casinos en donde hacen que las personas permanezcan enganchadas a las maquinas.



Para que esta demanda pueda prosperar el Consejo Superior de Quebec deberá decidir si esta demanda puede o no ser procesada. ¡Qué tontería! Todos los juegos están diseñados para engancharte y que te quedes horas jugándolos. Seguramente esta demanda, y como todas las anteriores, no procederá.

 

No more articles