Los californianos Fallujah regresan a México con su nueva descarga de Progressive/Technical Death Metal, sonido que se encuentra encapsulado en Undying Light, su más reciente larga duración. El disco fue editado por Nuclear Blast y ha recibido muy buenas reseñas en todo el mundo.

FOT:: Robert Bejil 

En el inicio de su carrera, Fallujah tocaba Deathcore, pero poco a poco ha cambiado su estilo hasta llegar a una propuesta que va de lo progre a lo atmosférico, sin perder por supuesto el elemento extremo. Al respecto, el guitarrista y compositor principal, Scott Carstairs comentó que “los últimos dos discos pasamos mucho tiempo experimentando con elementos varios como cantantes invitados que usan voces limpias, sintetizadores y algunos instrumentos distintos a los que usamos siempre. En este disco, desde un inicio sabíamos que queríamos un disco crudo y honesto. Queríamos llevar la música a otro nivel pero sin perder el sonido y las emociones que siempre han ido ligadas a esta banda. Con la adición de Antonio Palermo hemos logrado llegar a nuevas zonas de emotividad y alcanzado un sonido que queríamos lograr desde hace años, pero que no habíamos alcanzado hasta ahora”.

El 21 de febrero tocaron en el legendario The Underworld de Camden, en Londres y su presentación fue transmitida en streaming a todo el mundo. Compartieron el escenario con los islandeses Une Misere, una banda con enorme talento también.

Las presentaciones de Fallujah en México serán el 27 de febrero en el Musicantro de Monterrey, 28 de febrero en el Anexo Independencia de Guadalajara, 29 de febrero en La Cadena del Rock de León y 1o de marzo en el Bajo Circuito de la CDMX y estarán acompañados por diversas nacionales en cada una de esas paradas.

Por lo pronto, Nuclear Blast ha colocado en rotación varios videos que van desde los oficiales con mayor producción como el sencillo “Ultraviolet” hasta videos con letra y audios oficiales cargados en Youtube. Es una nueva manera de entregar el metal, pero es justo lo que hace que las nuevas generaciones lo mantengan vivo, y esta banda está justo en ese vórtice digital, aunque con una propuesta que también cabe en el gusto de generaciones un poco menos recientes.