Florian Schneider, co-fundador y miembro hasta 2009 de la agrupación alemana de música electrónica Kraftwerk, falleció este 6 de mayo a los 73 años.

La noticia comenzó a circular por distintos medios de comunicación de Alemania y redes sociales de músicos de aquel país hasta que medios como Billboard confirmaron la noticia.

Un representante de Kraftwerk declaró que Schneider había estado luchando contra en cáncer antes de su deceso.

Medios, músicos y de más personajes en la industria han compartido su pésame ante esta significativa pérdida.

Kraftwerk

En 1970, Schneider formó Krafwerk junto con Ralf Hutter, banda pionera de la música electrónica en el mundo. El uso de dispositivos electrónicos, personalizados por ellos mismos y llevarlos a otro nivel de experimentación sonora, al lado del concepto que manejaron de presentarse como music workers (trabajadores de la música) y caracterizarse como robots, los colocó como íconos del género.

Su música influenció otros estilos musicales como el techno, industrial, synth pop, el techno, el hip hop y hasta el rock, siendo de los primeros el utilizar paisajes sonoros como parte fundamental de sus composiciones. Su inspiración fueron la tecnología, el espacio y el futurismo.

Músicos como David Bowie reconocieron la influencia de Florian Schneider y Kraftwerk en su música, especialmente en el álbum Héroes de 1977, compuesto, grabado y producido en la época que Bowie pasó en Alemania. De hecho tituló su canción V-2 Schneider en honor al músico.

Schneider abandonó Kraftwerk en 2008 luego cuatro décadas de hacer historia. Abrumado por los compromisos y conciertos que la agrupación tenía en puerta, su última participación en un evento con la banda fue en noviembre de 2006.

Con Kraftwerk grabó 10 álbumes de estudio, entre ellos el aclamado Autobahn de 1974. La agrupación electrónica ha sido nominada al Salón de la Fama del Rock seis veces sin que haya sido incluida hasta ahora.