Reviews

Evanescence y las pruebas de la amarga realidad

/
239,712
evanescece-the-bitter-truth-amy-lee-nick-raskulinecz

Con diez años sin lanzar material original, Amy Lee y Cía. (Troy McLawhorn y Jen Majura en guitarras, Tim McCord al bajo y Will Hunt tras batería) han sabido mantenerse en las noticias discográficas gracias a Synthesis, su álbum de reversiones con perfil sinfónico-electrónico. Sin embargo, con la ola creativa impuesta por la pandemia la banda se puso a trabajar en The bitter truth con el productor Nick Raskulinecz (Foo Fighters, Halestorm). 

TXT:: Carlos Martín Schwab

The bitter truth es uno de los discos más atractivos de Evanescence, pues equilibra la potencia sónica del mix metal-electrónica con la inimitable voz de Lee. En medio de los acontecimientos mundiales, las pérdidas personales y la agitación global, el grupo da un giro al dolor y la oscuridad centrando sus líricas en la curación, el crecimiento personal y la maduración emocional. Desde los sonidos del teclado en la primera canción, “Artifact / The turn”, Amy prepara el escenario con una inquietante melodía al estilo Tori Amos que cobra vida con una electrónica atmosférica.

Todo encaja una vez que la banda se une a Lee en “Broken pieces shine”: una batería potente, bajos sólidos, riffs duros y armonías en clave menor que calman una letra conmovedora. Mientras, el sonido metálico empuja mensajes -“seré más que mi supervivencia”, se dice en “Part of me” para luego pedir por la redención de un mundo roto en “Blind belief”-. Por otro lado, “Use my voice” es un grito de guerra que la cantante escribió para inspirar el despertar personal y el empoderamiento femenino; para ello, reclutó a Sharon den Adel (Within Temptation), Lizzy Hale (Halestorm) y Lindsey Stirling (también en violín).

The bitter truth tiene un montón de conexiones sonoras con los primeros álbumes de la banda (“The game is over”, “Feeding the dark”) e innova en puntos como “Better without you” (ésta inicia con el sample de una caja de música para equilibrar melodías con riffs graves y dramáticos acordes de piano), “Take cover” (acá se relega la potencia de las guitarras en aras de la electrónica) y “Wasted on you” (un vals con base metalera). Tenemos pues una obra de perfil familiar y fresco donde la electrónica juega un papel preponderante. Nota a subrayar: la edición de lujo del CD contiene un casete, Evolution, con versiones instrumentales y demos que muestran la evolución creativa del álbum.

Staff

Staff

21 años hablando de cultura pop nos respaldan. También hacemos Festival Marvin.

Auditorio BB