Al término de su gira por México, platicamos con La Suite Bizarre sobre su música, la de México y su participación en Monkey Week

TXT :: Sergio Benítez

Fusión de funk, psicodelia, disco y electrónica es decir poco para describir el sonido de La Suite Bizarre, agrupación española y creada en el Reino Unido que a nivel musical resulta en la concentración de puros y absolutos buenos detalles en la música. Pero es también como una charla efusiva entre amigos, en medio de una gran fiesta.
La mente detrás de esta batidora sonora es Isra Bizarre, músico multi-instrumentista detrás de la voz y composición de este concepto musical. Priscila Antipop (DJ y coros), Josh Mikima (batería), Lisa Anusky (saxo) y Ferd (bajo) completan la alineación actual de la banda.
Para disfrutar a La Suite Bizarre hay que escuchar sus discos, pero también asistir a sus shows para verlos en su estado más puro y natural. La banda está terminando una serie de presentaciones en la Ciudad de México, como parte de una breve gira por nuestro país. 

El sonido de La Suite Bizarre es por sí mismo una fiesta, ¿de dónde surgen las ideas para generar este sonido?
Isra: Desde que se formó La Suite Bizarre como un concepto, como un proyecto, tuve muy claro que quería que quedaran presentes las influencias de la banda. Una de estas influencias claramente es la música funk de los años 70 y una de las bandas que más me gustan es Sly & The Family, todo un referente del funk de aquellos años. 
Bajo esta premisa de la estética musical de finales de los 70 y principios de los 80, ¿existe una idea dentro de la banda de que todo pasado fue mejor?
Isra: Creo que estamos viviendo una etapa que a muchos nos tiene desconcertados, sobre todo lo que suena en la radio, pero creo que hay músicos haciendo cosas buenas en todos lados y ese siempre es un aliciente para seguir trabajando. Actualmente se están haciendo producciones muy interesantes porque ha cambiado mucho la tecnología a la hora de hacer música. acá lo digital tiene un abanico mío más grande para producir desde casa y llevar algunas directrices de la música a lugares donde nunca se habían llevado.
¿Qué tanto has sabido adaptarte bien a las nuevas tecnologías enfocadas a hacer música?
Isra: A mi me gusta tener un pie aquí y allá. Hay cosas que no me gusta que se lleven a un extremo, en cuanto a la producción y hablando de de talles técnicos, muchísimas trabajos qué hay hoy en día, a nivel de producción y de mezclas en un estudio de grabación, llegan a unos niveles de claridad, profundidad que están trabajados de una manera que para mi dejan de ser naturales. Parto de la base de que no importa si una voz está ligeramente desafinada o si la base rítmica no está perfectamente encajada, siempre y cuando tengas la expresión necesaria para transmitirse a quien la escucha. Para mi eso es más importante que llevar ese lado técnico a un nivel extremo.
Tus letras son directas, claras, nada complejas; en cambio la música está lejos de poder describirse como sencilla o facilona, ¿cómo logras equilibrar esto para que resulte en buenas canciones?
Isra: La música de La Suite Bizarre confluye en muchos estilos, al tener el matiz de sonido fiestero, tampoco tienes muchas posibilidades de escribir sobre sí te han roto el corazón o cosas así. Como que siempre tienes que jugar con los mismos elementos, pero cambiando las piezas, manteniendo esa escénica sin ser repetitivo. 
¿Cuál de tus canciones dirías que mejor describe lo que es LSB?
Isra: Eso es medio complicado porque muchas ves una canción describe una parte de tu carrera  como músico, con la que te sientes muy bien. Cuando lanzas algo nuevo, estás muy excitado y contento por lo que se ha conseguido, porque define el momento. Una canción puede ser muy importante en una época con la que te sientas muy bien y otra define otra parte de tu carrera y te sientes igualmente bien. 
¿Cuál de tus discos es al que le tienes más aprecio, quizá porque le hayas dedicado más en todos los sentidos o el que dirías que es lo mejor que has hecho?
Isra: El primer disco se gestó en un momento de mi vida  muy complicado… bueno, como, ocaso no, de cambios. Fue en Inglaterra, viviendo en una furgoneta con poquísimos recursos y aprendiendo inglés a la vez que iba escribiendo las canciones. Esa grabación la guardo de una manera muy viva porque aprovechaba pequeños momentos donde conocía a alguien, lo invitaba al estudio de grabación, se grababa parte de cada canción, así se fue montando el disco. Ese disco me gusta mucho porque ahora cuando lo escucho, lo siento con un halo de inocencia muy grande y me hace revivir momentos que fueron únicos y muy importantes que sentaron las bases del proyecto.
¿Cómo describir un show en vivo de La Suite Bizarre?
Isra: Yo siempre he dicho que los directos de La Suite Bizarre, son el plato fuerte de la banda. Hay bandas que se desarrollan muy bien en un estudio, después lo llevan al directo y como que faltan ahí algunos elementos. Con La Suite Bizarre pasa lo contrario, muchos dirían que es complicado captar la energía de la banda en el estudio de grabación porque siempre es más frío ya que el proceso es diferente. Un elemento importante para nosotros en directo, es la conexión con el público, eso hace que se interactúe y muy importante para mí es que se de esa energía que hace que el público olvide por un momento su día a día. Cuando uno está bailando, disfrutando de un show y en conexión con el artista, como que se vuelve a las raíces, es algo casi tribal.
¿Considerando la cantidad de países qué has visitado, qué público dirías que entiende mejor el mensaje de la banda?
Isra: A diferencia del público inglés, francés, portugués o alemán, la recepción aquí del público mexicano es inmediata. El año pasado que venimos sentí a los mexicanos muy receptivos a nuevas propuestas y muy abiertos. Hay un elemento que no se da en otros lugares o por lo menos yo no lo he sentido, es que México probablemente tenga mucho prejuicios para ciertas cosas, pero para lo musical yo no lo he visto así. La conexión con México ha sido inmediata. 
¿Qué tanto se escucha de la escena musical mexicana en España?
Isra: Creo que tenemos una deuda histórica con México y eso incluye lo musical. Haciendo entrevistas cómo ésta, me sorprendió el conocimiento que tienen de la [cultura] española y no al contrario. El año pasado me llevé música de acá para enriquecerme y conocer, pero en España no se qué ocurre, se conoce muy poca música de México y Latinoamérica en general. Conocemos lo típico, Caifanes en sus días, Café Tacuba, Plastilina Mosh, Sonido San Francisco me gusta mucho. Después artistas como Silverio o Dapuntobeat, no se conocen tanto, ellos se lo pierden, personalmente estoy muy abierto a todo lo que se hace aquí.
Foto: Facebook La Suite Bizarre