Enrique Bunbury está estrenando PosibleEs un álbum que si bien tiene el sello característico de Bunbury encontramos matices de sonidos que lo hacen sonar reciente. Se nota que Enrique mantiene un playlist actualizado, donde sus gustos particulares no se ven atados a la nostalgia, buscando siempre que sus temas suenen frescos.

Posible es un disco que sale de la zona de confort de Enrique Bunbury, su nuevo trabajo incluye partes electrónicas que tal vez le suenen ajenas a los fans del español. Estas nuevas canciones probablemente lo acerquen a nuevos escuchas, es su regreso con nueva música después de 3 años Es un artista que busca mantenerse vigente basando su carrera en la atención al detalle y a los nuevos descubrimientos.

Con motivo del lanzamiento de Posible, pude realizarle un par de preguntas. ¿Cómo seguir creando después de tanto tiempo? El encierro, la presencia del algoritmo para descubrir cosas, mantenerse vigente. Inquietudes que aparecen en el día a día, respuestas que pocas veces puedes obtener de un artista de tal tamaño. Después de más de 30 años de carrera es un reto reinventarse pero Enrique Bunbury con Posible lo logra, nos muestra una nueva cara y nos adentra a una historia más. En esta nueva aventura, su experiencia converge con un sonido fresco que nos enseña que es un artista con inquietud por escuchar nuevas cosas.

En tiempos de coronavirus ¿Qué prefieres? ¿Seguir trabajando o dedicar tiempo a descansar? 

He intentado siempre compaginar el trabajo y el descanso, la contemplación y mi vocación. En estos meses confinados, he seguido escribiendo, tocando el piano, pintando… y he buscado cómo poder disfrutar también de momentos de no hacer absolutamente nada, disfrutar de la compañía de los seres queridos y no esperar nada, no planificar nada.  

Después de tantos años en la música ¿De dónde sale la inspiración para crear nuevos temas?

A diferencia de mis dos álbumes anteriores Palosanto  (2013) y Expectativas (2017) que eran discos de mirada social y comprometida, Posible es un disco mucho más introspectivo. Mira hacia adentro. Mis preocupaciones, mi sentir a día de hoy. Musicalmente he querido hacer un disco contemporáneo, utilizando la tecnología de la que disponemos, huyendo de lo vintage y del formato banda. Aunque no es un disco estrictamente realizado con ordenador. Es un disco de músicos utilizando las posibilidades que tenemos a nuestra disposición. Jugando con nuevas opciones. Mirando al presente con interés y aceptando nuevas herramientas y métodos de trabajo.

¿Qué escucha Enrique Bunbury?

Principalmente escucho música publicada en el año en curso. Rara vez escucho discos de otras décadas. Prefiero atender y disfrutar de la música que se está grabando y publicando ahora mismo. Los discos de mis compañeros a ambos lados del Atlántico. Música alternativa en español. Y también lo que se hace en el mundo anglosajón en diferentes géneros. Algo de música nueva francesa y africana… De todo, pero siempre atento a nuevas propuestas y talentos. Hay música fascinante que se graba en todos los rincones del planeta ahora mismo.

¿Qué hace Enrique Bunbury para llegar a nuevas generaciones? 

Eso es un misterio. Pienso que es importante mantenerse activo. Publicar material nuevo, esforzarte por aportar novedades a tu catálogo, material sorprendente e inquietante. Evolucionar y no repetir fórmulas y propuestas por las que ya pasaste y dieron sus frutos. Y, lo más importante, tener una audiencia que te siga atentamente, que esté dispuesta a los nuevos retos. Las nuevas generaciones que se acercan con oídos frescos y energías renovadas y que son absolutamente bienvenidas. Es un milagro que acepto, disfruto y por el que estoy muy agradecido.

Hace poco encontré una canción en Youtube en donde los comentarios de la gente eran de gente que estaba deprimida y otros dando palabras de aliento. Dentro de esos comentarios había uno que me gustó mucho que habla sobre cómo hay canciones que te encuentran a ti. Ahora pasa más seguido por culpa de los algoritmos de las plataformas. ¿Qué canción encontró a Enrique y le cambió la vida?

No soy de los que escucha la música de forma aleatoria. Soy un buscador de discos. Tengo mis fuentes de información selectiva, en la que confío y por la que he descubierto grandes artistas. No permito que los algoritmos sean quienes decidan lo que escucho. Pero sí, la última canción que me emocionó y me fascinó… Te voy a citar dos: “The Greatest” de Lana del Rey y la versión que han realizado Sharon Von Etten y Josh Homme del éxito de Elvis Costello “What´s so Funny About Peace Love and Understanding”.

¿Qué tan complicado es para una persona que crea tantas canciones elegir cierto número de temas para lanzar un disco?

Es complicado. Tienes que tomar algunas decisiones importantes. ¿Qué canciones de las que has compuesto son el mejor material del que dispones? ¿Cuáles tienen textos que resuenan con el momento presente que estás viviendo? y ¿Qué canciones pueden adaptarse a la visión musical que vas a proponer para este álbum? Esas preguntas, no son siempre fáciles de responder, y hay que ser honesto y a veces tajante con tus propias canciones.