Afromega es más que una chica solo haciendo hip hop.

TXT:: Sergio Benítez

Si bien de unos años atrás el hip hop mexicano ha tenido un resurgimiento comercial en el que las disqueras, marcas y medios les han devuelto los reflectores, los cierto es que son pocos los proyectos que no se han alejado de la esencia del género. Paola Castillo a.k.a. Afromega es muestra de ello lidereando un proyecto basado en rap de la vieja escuela, con letras que invitan a pensar en algo más allá de frivolidades y cosas melosas.

Con claras influencias de Rah Digga, Baja María, Ana Tijoux y Original Juan; esta chica ha demostrado desde su EP Wi Kan y Shuo Yue, su disco debut, que el mensaje de lo qué pasa en las calles aún sigue siendo la espina dorsal del hip hop. Con letras. Con Ese-O como su beatmaker de cabecera, Afromega también ha trabajado con Sónico, Gilbert High y algunas personas fuera del país como Soultwo de Costa Rica.

La intérprete está dando promoción a su reciente material Luna Nueva y está próxima a presentar el nuevo sencillo “Clásico”. Afromega será una de las propuestas a presentarse en el Festival Marvin, junto a otros noveles y conocidos exponentes del rap hecho en México.

A partir del 2013 se unio al colectivo FRECUENCIA ERRE con el cual trabaja en la actualidad.En el 2018 saldrá a la luz su nueva referencia musical que llevarà por titulo “shuò yue`” que contara con la colaboración de diversos productores, mcs, y djs representativos de la escena nacional e internacional.Con su primer material ha llevado su show en vivo por varias ciudades de Mèxico y el extranjero, teniendo este, una gran aceptación por parte del publico que se ha sumado a su creciente base de seguidores.

Estarás en el Festival Marvin.

Sí, es algo por lo que hemos estado trabajando por mucho tiempo y fue satisfactorio.

 

Comercialmente hablando, la música y letras que haces no son de los más comunes hoy en día.

Es hip hop, rap tradicional, por decirlo de alguna forma. A veces siento que hago rap para gente mayor. Siempre he buscado que sea algo nutritivo para cada persona que lo escucha, porque creo que estamos muy viciados de música simple, entonces volver a algo más profundo y que nos traiga algo, una chispa para prender el cerebro y comenzar a pensar cosas más importantes, me parece agradable.

¿En qué te inspiras al momento de escribir?

En Baja María, una de las raperas fundamentales para mi y que me enseñó la profundidad de la música que podría hacer y un poco en Violadores del Verso, que aunque no tiene tanta profundidad en algunas cosas, pero sí tiene detalles en las composiciones y en vocabulario.

Los shows de hip hop a veces son muy genéricos, ¿cómo es una presentación de Afromega?

A veces siento que no estamos tan conectados con la música en general, como que también nuestro género es muy para los que les gusta. Me encanta mostrar esa parte de la cultura tradicional del hip hop: el DJ, el brakdance, el MC y la fiesta.

¿A qué se debe que el hip hop en México ha logrado atraer de nuevo los reflectores de las disqueras, los medios, las marcas?

Fue la apertura que nosotros mismos nos dimos para cambiar un poco nuestro formato para que sea agradable para todas las personas, porque aveces nos olvidábamos que había gente que no era amante del género y que puede ayudarnos a expandir el mensaje que queremos mostrar.

¿Estas preparando algo especial para el Festival Marvin?

Sí, queremos mostrar un poco de breakdance en el escenario y algunos beats más suaves para que la gente pueda integrarse al show.

¿Ha sido más complejo para ti como mujer sobresalir musicalmente?

Nunca le he visto la complejidad, porque estoy muy enfocada en mi trabajo, soy muy responsable con mi música y siempre lo he tomado como algo muy serio. Creo que se ha viciado un poco con esta efervescencia feminista que crea un choque en favor de las chicas que han tomado esto como un arma de expresión para mostrar las cosas que se están haciendo en la calle.