Candelabrum Metal Fest tiene en la variedad de la curaduría de su cartel su arma más fuerte. En cuanto al talento nacional, las tres bandas son representantes de sendos estilos, y entre ellos, Dies Irae es la banda que ofrece la propuesta más ecléctica a la hora de meterlos en una caja de definición. Al preguntarle a Dahern, guitarrista/cantante y fundador de la banda, cómo etiquetaría a su banda, explicó que “el último disco que hicimos, Secret Veils of Passion ya tenía muchas influencias que no provenían del metal. En su momento tuvimos que ponerle una etiqueta y decidimos ponerle Post Metal porque nos parecía que no podíamos denominarlo ni Doom ni Death Doom ni nada de eso, entonces fue algo que incluso considero ahora un error. No sé cómo llamarnos, no te puedo decir cómo etiquetar a Dies Irae, sobre este disco nuevo, bueno tiene cosas que estamos sacando de muy atrás, muy metaleras, pero también cosas muy extrañas, mucho ambient, mucho de influencias incluso de rock clásico, entonces sí es complicado etiquetarlo”. 

Dies Irae es una banda fundada y desarrollada en león, Guanajuato. Hasta el momento ha editado tres discos, Ethereal, Naive y Secret veils of passion y un EP, Ab Imo Pectore. Sin embargo, su música ha trascendido fronteras y con enorme éxito y trascendencia. Tanto que varios sellos internacionales se han tomado el tiempo de reeditar el material para distribuirlo en Europa y Sudamérica. “El año pasado salieron Naive y Ethereal, fueron editados en Rusia por dos compañías, fue una coproducción, lo sacaron Grimm (Distribution, de Ucrania) y Exhumed (Records, de Ecuador). Ahí hubo como un atoroncito porque los discos los iba a distribuir Exhumed en Sudamérica, pero se les vino encima un cambio de políticas y estuvo el disco detenido varios meses en aduanas, pero ya está ahorita a la venta, incluso M.A.T. (Records, México) acaba de lanzar desde el 16 de mayo nuestro EP Ab Imo Pectore que fue nuestra primera producción discográfica, ese ya está a la venta. Posteriormente, en unos dos o tres meses, se pretende que para el Candalbrum, ya estén las nuevas versiones mexicanas de Naive y de Etherial. Todo va caminando”.

Dies Irae es una banda un tanto de culto, pero ha logrado establecer su nombre como indispensable en un amplio sector de melómanos que no se guían por los estándares de la normalidad o lo que venden los medios masivos. Las reseñas de sus discos, en todo el mundo, son espectaculares. Probablemente hay bandas que gozan de mucha más popularidad, pero eso no siempre se traduce en fidelidad, y con los leoneses, esa es la clave: “Yo siempre he dicho que ningún disco de Dies Irae es igual, todos han tenido un sonido distinto, incluso musicalmente, la tendencia que hemos seguido en cada uno se ha ido por distintas vertientes. Algo que nos hace sentir muy halagados es que los fans, con cada disco, se sientan satisfechos y lo reseñen bien, porque no es fácil, hay algunas bandas que tienen un sonido ya establecido, que ya tienen su fórmula y van más o menos evolucionando, no más lento pero digamos en una orientación más definida. Yo considero que Dies Irae es una banda muy honesta y en cada disco hacemos lo que va fluyendo, Lo que realmente queremos entregar son discos muy íntimos y nos sentimos satisfechos de que la gente lo reseñe bien”.

Así, la presencia de Dies Irae complementa un cartel en cuya variedad recae el atractivo. Será interesante que un público más cuantioso pueda conocer esta propuesta, sobre todo en el contexto de un festival en el cual las bandas nacionales no son relleno sino parte integral de la propuesta. Al final del día, si son tratados con profesionalismo, es mucho más probable que al subir al escenario lo hagan con mayor entrega y decisión. Se van a parar frente al público a sabiendas de que tienen una oportunidad de reafirmar su legado y, ¿por qué no?, darse a conocer ante algunos que probablemente no los conozcan, por lo que la experiencia será ganar-ganar, a diferencia de muchas otras propuestas en las que las bandas nacionales terminan por ser meramente una anécdota.