Jack Bevan, mejor conocido como el baterista de Foals, recientemente presumió a través de Instagram su participación en uno de los eventos más épicos en la historia de la televisión contemporánea.

Nos referimos, por supuesto a la mítica Batalla de Winterfell.

Aparentemente, el baterista es un gran fan de Game of Thrones y pidió a su manager que hiciera todo lo posible para que pudiera aparecer como extra en el tercer episodio de la cuarta temporada de la saga.

Por desgracia, todo parece indicar que Bevan es más hábil con las baquetas que con la espada, ya que comentó que, muy probablemente, su personaje dio la vida en el campo de batalla:

“Lamentablemente, no creo que hayamos sobrevivido a la noche. Realmente fue una de las mejores experiencias que he tenido. ¡Saludos al mejor espectáculo de todos los tiempos! ”

No more articles