Spunkshine continúa evadiendo la confirmación existencial. De hecho, muchas expediciones etnográficas que buscan documentar la existencia de Spunkshine han regresado del campo con las manos vacías y extremadamente hambrientas. Algunos musicólogos desacreditados han descrito el sonido Spunkshine como “un ritmo hipnótico ecléctico, con cantidades generosamente medidas de latido ambiental”. Otros, después de escuchar, han recurrido a un estilo de vida dedicado a trabajar contra la gravedad (y promover una fuerte oposición a la saliva). Cuenta la leyenda que Spunkshine “ensambla reverberaciones” desde lo más profundo de su escondite de Wisconsin”.

Así se auto describe en su web oficial este proyecto de Wisconsin, de lo poco colegible y fiable del texto, y que parece ser un dúo.

Su último trabajo es A Memory of Something Vast and Elemental.

En los estrictamente musical nos lleva a tiempos de raves no comerciales, libres de alcohol y cámaras de fotos. Spunkshine tienen alegría y certezas de la mañana mas optimista, con mucho break beat inocente y salpicado de acidismos joviales, con synth de Jarre para explicar mundos futuros mas amables que este.

Desde luego A Memory of Something Vast and Elemental tiene algo vintage y ruptirista al tiempo.