TXT :: Sergio Benítez  |  FOT :: Cortesía Prensa División Minúscula

A poco más de veinte años de formación, División Minúscula es desde hace mucho, un referente del punk rock melódico mexicano.

Atrás quedaron las noches en bares y escenarios pequeños pues hoy es una de esas bandas que no puede faltar en la gran cantidad de festivales que ocurren en México.

La presencia de los de Tamaulipas ha traspasado fronteras y su música ha conseguido llegar a Europa y Estados Unidos; materiales de estudio, LPs y EPs, discos tributo, sesiones muchas, conciertos tantos, participaciones en festivales aún más, reconocimientos bastantes.

Pero a División Minúscula le faltaba algo más y fue así que la banda decidió grabar Fronteras, un live session en el que reversionaron algunos de sus temas para lanzar un material especial en CD y DVD, para el que han adelantado un primer corte: “Humanos como tú”.

Con esta sesión la banda busca refrescar su repertorio; se trata de una búsqueda en el oscuro baúl de los recuerdos para rescatar y arreglar algunos de sus viejos éxitos. Platicamos con la banda para conocer más acerca de cómo les resultó esta experiencia.

Hemos podido ver el video de “Humanos Como Tú”, un adelanto de su disco nuevo, ¿cómo les fue al hacer esta sesión?

Javier Blake: Hace años ya planeábamos esto; gracias a que nos topamos con el equipo indicado, a mediados del años pasado empezamos a tirar ideas y visualizarlo. En febrero de este año comenzamos a ensayar; fue un mes y medio de ensayos diarios para estar al cien para la presentación en vivo y la grabación. Después de diecisiete años de carrera y más de veinte de que nos formamos, nunca habíamos tenido estos puntos que toda banda longeva llega a tener y que para los fans son como un plus que siempre buscan: el disco de éxitos, el en vivo, el acústico, el sinfónico; hay muchas formas de reinventar un poco, de reinventar y arreglar tu canción para dar un producto fresco a la gente.

Lo hicimos y al final del día estamos bien contentos con el resultado, con el paso que la banda dio. Sentíamos que había muchas canciones que en su momento, en el disco, debido a falta de presupuesto y madurez o de conocimientos, no le dimos el trato a la canción que debía haber llevado desde el principio. A lo mejor sí lo imaginábamos, pero no sabíamos como hacerlo ni teníamos la gente indicada para ayudar a llevarla ahí y ahora lo pudimos lograr.

¿Qué tan complejo o sencillo resultó adaptar las canciones a este proyecto?

Efren Barón: Fue mucho tiempo de ensayo, fue como ir al escuela, por así decirlo. Las canciones ya estaban ahí puestas; sin embargo tratamos de llevarlas al mejor lugar posible, de tener los mejores arreglos, la mejor instrumentación posible y para poder lograrlo nos encerramos al rededor de cinco semanas. Ensayamos ocho horas diarias. Literalmente teníamos sangre en las uñas, Javier también con la voz cansada, terminamos muy agotados, pero al final fue muy gratificante ver el resultado de todo lo que logramos. 

Javier Blake: Teníamos muy claro el 80% de a dónde lo queríamos llevar. Para el otro 15 o 20 por ciento, se logró llegar con la ayuda del input de los productores que trabajaron y coprodujeron junto con nosotros. Conforme íbamos ensayando desarrollábamos el arreglo y la versión. Fuimos requiriendo cosas que necesitábamos aprender, no programamos y desprogramamos de las rolas que veníamos tocando desde hace veinte años. Ocupamos un lap steel y en lugar de buscar a alguien que lo tocara, Efrén consiguió uno y aprendió a tocarlo en dos semanas e hizo los arreglos para el lap steel. Lo mismo sucedió con el piano y órgano extra que metimos, le llamamos a Luis Farah. En mi caso con la voz, tuve que bajarle un poco los huevos, porque estoy a acostumbrado a cantar sobre una masa de sonido. Aprendimos a reinterpretar todo.

división minúscula

¿Hubo alguna con la que hayan batallado más?

JB: Hay una canción con la que batallamos desde que la compusimos; se editó en el disco Sirenas del 2008, y se llama “Año Nuevo”; de por sí es una canción que nos saca de nuestra zona de confort -aunque la versión del disco es muy buena-, sabíamos que trabajándola diez años después y con el equipo que estábamos armando, se podía llevar uno o dos puntos más arriba. La versión final es, para mí, la favorita del disco.

Además de los chelos que pudimos ver en el video de “Humanos Como Tú”, ¿qué otros instrumentos incluyeron?

JB: El maestro Odilón hizo arreglos para chelos en tres canciones, que nuestra idea era que así fueran desde que las grabamos años atrás, pero no teníamos el presupuesto. Y ahora estas canciones suenan a como siempre quisimos.

¿Esta sesión fue un salto al pasado, un viaje al baúl de los recuerdos de la banda?

Alejandro Luque: No sé si salto al pasado, pero trabajar canciones como “Cursi” de un disco de hace diecisiete años, podría verse así. Para nosotros la forma en que lo trabajamos, con nuevos arreglos, instrumentos; el hacerlo con productores ajenos a lo que hicimos en el pasado dio como resultado que todo se refrescara. A la hora de que comenzamos a trabajar en las canciones se sintió esa vibra de que estábamos haciendo una canción nueva.

EB: Fue muy similar a cuando hacemos un disco nuevo: Javier llega con una idea acústica, nos metemos, escuchamos la idea y tratamos de arreglarla a partir de ahí. Terminamos haciendo un nuevo sonido para la banda, uno que no habíamos mostrado antes.

JB: Es como cundo guardas esa camiseta de los dos miles o los noventa que te ponías siempre, te gustaba mucho y de repente por alguna razón la dejas de usar y te dices “era una buena camiseta en ese tiempo” y va a ser una buena camisa siempre. Fue tomar las canciones de la banda que sentíamos tenía esa facultad de pasar el tiempo y no sentirse viejas.

¿Incluirán algún tema inedito?

JB: No, por lo mismo de que no todas las canciones son los típicos sencillos de División Minúscula que conoce la gente. Gran parte del proyecto era escarbar y tomar esas canciones que, no los fans, sino la demás gente tal vez no conoce de la banda. Canciones que en su momento no fueron sencillos y que quizá esta vez lo sean.

¿Hay alguna canción dentro de todo el repertorio de División Minúscula que consideren como oscura?

JB: División minúscula tiene esta dualidad: llega a ser como un poco oscura pero no tanto, puede ser tan popera como Hombres G. Nos gusta jugar con esa dualidad. Hay canciones que sí tocan cosas muy íntimas… oscuras no sé.

EB: “Un Beso Al Aire”.

JB: “Un Beso AL Aire” puede ser una canción oscura. “Me Tomé Una Pastilla” también podría ser, no oscura en el mal sentido, sino que llega a lugares de esos donde duele. Creo que por ese lado sí puede ser, no por el lado oscuro maléfico.

No dejes de seguir todas las noticias de División Minúscula en su fanpage oficial, Instagram y Twitter.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here