Cuando se escucha por primera vez a Derby Motoreta’s Burrito Kachimba pareciera que se trata de una banda atemporal, pero no es así. El grupo español, contra todo pronóstico, se ha colocado entre lo más vendido y escuchado en España. Todo un fenómeno. Su disco más reciente, Hilo negro, es todo un ritual, uno que, según Gringo, (guitarrista de la banda), se disfruta mejor con un porro en mano.

La banda tiene dos discos en existencia y agota boletajes donde sea que se presente como parte del sello de Primavera Sound, ¿en qué momento ocurrió todo esto? 

La verdad es que todo ha sido muy rápido. Nos juntamos en enero de 2017 y en diciembre de ese año entramos al estudio para grabar las dos primeras canciones que teníamos compuestas, que se editaron a principios de febrero de 2018; a las dos horas  nos llamaron de Primavera Sound, diciendo que estaban interesados en trabajar con nosotros, desde ahí no hemos parado.

De ese momento en adelante estuvieron a mil por hora, ¿qué tan duro fue el golpe para ustedes cuando todo se detuvo? 

Fue duro, recuerdo que nos juntamos a finales de 2019 para planear el calendario  porque ya teníamos 60 shows cerrados para 2020, era una locura lo que había, y de repente todo para abajo. Veníamos con tanta energía del año anterior que nos duró poquito ese bajón, hizo que nos metiéramos de lleno con este disco y que revisitáramos canciones antiguas. Aparecieron nuevas composiciones, nuevas ideas y por eso hicimos Hilo negro. Estamos muy contentos con el resultado final, creemos que es un disco muy completo, con muchos detalles y canciones buenas.

Pues parece que el encierro no les cayó mal, ¿no es así? 

De hecho, hubo un mes y medio en el que no hablamos entre nosotros. La verdad, nos cayó bien parar un poquito y tomar algo de aire, bajar las revoluciones, si esto no hubiera ocurrido algunos miembros de la banda se hubieran matado entre ellos.

Se dice que su música es el sueño húmedo de cualquier adolescente al que le gusta el rock, ¿es el efecto DMBK?

Es cierto que tenemos una horquilla de público muy amplia. Desde el señor que vivió los sonidos de los 70’s hasta escuchas totalmente nuevos, de 14 años de edad, que no han escuchado más que reguetón o trap y que no les gusta o empatizan tanto con esa música y buscan cosas diferentes, como nosotros, que a nivel energético somos bastante potentes.

derby-motoretas-burrito-kachimba-entrevista-hilo-negro 1

Crédito: Instagram Derby Motoreta’s Burrito Kachimba

Han logrado sobresalir en una época donde lo que hacen no se considera mainstream, especialmente en España donde el trap o el reguetón tienen mucha fuerza. ¿A qué creen que se deba? 

Hombre, la banda desde el principio tuvo una cosa clara y fue no hacer revival, no queríamos ser un grupo que hiciera un sonido de los 70, queríamos ser como Pink Floyd o The Beatles que hacían la música de su momento. Como cuando The Beatles sacaron Sgt. Pepper y a los tres días Jimi Hendrix abrió un concierto tocando esa canción. Nosotros hemos nadado en muchos sonidos urbanos, mucho trap y todo lo que suena para formar esta banda, hemos aprendido un montón y encontrado cosas que nos han fascinado, pero igual cosas que nos han dado auténtico horror, como todo. Hemos actualizado nuestras orejas, nos hemos puesto al día con lo que sucede, nos dejamos influenciar por lo que está a nuestro lado, el contexto histórico en el que nos encontramos.

Contra todo pronóstico encabezan las listas de ventas en España, ¿qué tan arraigados están al formato físico? 

Me parece una locura que seamos número 1 de ventas en vinilo y número 5 en ventas totales, porque el vinilo parece que está olvidado, pero a la gente que de verdad le gusta la música disfruta de tener el formato físico, al final nuestra música está muy ligada al formato. Es todo un ritual desde que lo sacas del cartón, lo colocas en el tocadiscos y le pones la aguja, está creado para disfrutar la música con un porrito en mano.

Para cerrar, los tuvimos en Festival Marvin Gateway, al otro lado del charco. ¿Cómo se la pasaron? 

Hace rato escuche que en una radio de México estaba sonando “La gitana”, nos está empezando a llegar ese feedback de que nuestra música se escucha por ahí, ojalá podamos cruzar el charco e ir a México. El Marvin fue, hostia, deseamos ir a tocar allá de forma presencial.

Al final, Gringo hizo alusión a que la música de DMBK es como un ornitorrinco, ya que su sonido es una mezcla de todo lo que han escuchado en su vida y este animal, por ende, pareciera ser la mezcla de varias especies en una sola.

Crédito foto de portada: Instagram Derby Motoreta’s Burrito Kachimba
Derby Motoreta’s Burrito Kachimba presenta ‘Hilo negro‘