Delaporte. Sandra De La Portilla y Sergio Salvi elaboran un pop muy chic, muy coqueto con la pista de baile, donde no temen contar lo que piensan. Es decir, quedar bien no forma parte de sus modales y la única etiqueta que cuidan es la de sus composiciones.

La dupla italo-española cuenta que su germen creativo no es nada del otro mundo, pero conforme avanza se convierte en magia pura. Alquimia al servicio de tus pies.

Ve desempolvando el manual de ejercicios de calentamiento, que vas a sudar.

#FestivalMarvin 9.5 te invita a viajar por el mundo a un clic de distancia de tus amigos. Porque a la música nadie la detiene.