Dean Stockwell falleció el 7 de noviembre a los 85 años; hace mucho que ya era una leyenda del cine, especialmente por haber actuado en París, Texas (1984) de Wim Wenders y en Blue Velvet (1986) de David Lynch; con esas dos películas se aseguró inmortalidad; murió de causas naturales en Nuevo México.

TXT:: Juan Carlos Hidalgo

Aquella escena en la que hace un playback en Terciopelo Azul para satisfacer el delirio del villano Frank Booth -interpretado por Dennis Hooper- es, sencillamente, obsesionante; una introducción a lo sórdido a través del más puro arte cinematográfico. David Lynch nos ofreció sesiones iniciáticas hacia la perversión -le tendremos que estar agradecidos por siempre-.

Desde la muerte de Dean Stockwell no encontraba una buena manera de rendirle un homenaje, pero uno que tuviera ese toque lyncheano; pasaron los días y fue cuando me topé con un Ep que precisamente lleva por título In dreams, como la canción de la que tiene que hacerse cargo en la película y que es un enorme clásico de Roy Orbison.

Es así como está evocación a Stockwell va agarrando onda, porque The Underground Youth es un proyecto, encabezado por Craig Dyer, procedente de Manchester y que ya lleva 10 álbumes de una música lenta y oscura con su pátina de malignidad. Resulta que durante una de sus giras, que ha abarcado de Shangai a Nueva York, conoció a la cantante, radicada en Berlín, Laura Carbone y ambos congeniaron; en un punto se plantearon trabajar juntos.

Fue la pandemia la que llevó a Craig a plantearse un Ep con 4 canciones de Roy Orbison –el hombre de las gafas negras– y los archivos digitales fueron fluyendo. Hasta presentar un poker de piezas lentas, que huelen a licores añejos, comenzando por “In dreams”, que de inmediato nos remite hasta los bajos fondos de un pueblito norteamericano como el Lumberton de la película; todos quisiéramos intentar liberar a la hermosa Isabella Rossellini de su captor, que la obliga a cantar cada noche en un club elegante; Blue Velvet no se va jamás de la memoria.

Pero ese estrujamiento del recuerdo y las composiciones de Orbison es tremendo; a continuación escuchamos “Love hurts”, que se convirtiera en un clásico setentero encumbrado por Kansas, y que aquí se torna brumoso. Habrá que tomar en cuenta que de la mezcla, que se hizo en Los Ángeles, se encargó Scott Von Ryper, colaborador de The Jesus & Mary Chain.

Laura Carbone y The Underground Youth le hacen entera justicia al arte compositivo de Roy Orbison -no le tuvieron que cambiar mucho-. In dreams se completa con “Crying” y “Lonely Wine” y se antoja escucharlas en algún cabaret berlinés dónde la vocalista se presente, seguro que por allí aparecerá el fantasma de Dean Stockwell y el mobiliario será de acariciante Terciopelo azul.

¡Largo viaje por el cosmos a Dean y que lo acompañe Roy Orbison en un descapotable espacial!

También te puede interesar: https://marvin.com.mx/floating-points-pharoah-sanders-london-symphony-orchestra/