En su momento, el área de la Bahía de San Francisco fue la cuna del llamado “Big Four” del Thrash, pero más allá de esa legendaria actividad, ha sido también tierra fértil para el desarrollo de otras aventuras musicales. Tal es el caso de Dawn of Ouroboros, un cuarteto oriundo de la ciudad del Golden Gate que aterrizará con su álbum debut el próximo 30 de marzo. Una mezcla de Progressive Death y toques de Black Metal, el disco se llama “The art of morphology” y estará disponible en CD y vinil por medio Rain Without End Records, que a su vez es un subsello del finlandés Naturmacht Productions, ambos dedicados el metal extremo.

FOT:: Michael Alvarez

En cuanto al disco de Dawn of Ouroboros, la banda comentó lo siguiente: “Nuestra meta era encontrar nuestra propia voz y experimentar abiertamente con sonidos, emociones y nuestra química como banda. En cuanto a las letras, decidimos dejar en libertad todas nuestras ideas y no atenernos a un solo concepto. Hay canciones inspiradas desde nuestras historias y series favoritas de manga de horror hasta cosas más serias como pérdidas importantes y angustias mentales. Creemos que nuestra música queda bien dentro de la etiqueta de Progressive Blackened Metal, aunque en realidad depende del escucha determinar a qué sonamos”.

Dawn of Ouroboros es bastante nueva, formada ya con toda propiedad apenas en 2018 de la mano del guitarrista Tony Thomas y la cantante Chelsea Murphy, además del bajista David Scanlon y el baterista Ron Bertrand. Así, su llegada al mundo del metal es con un compilado de ocho temas inéditos que serán presentados tanto en CD como en edición limitada a 100 piezas en vinil.

La banda ha logrado muy buenas reseñas de su disco, incluso The Metal Observer los calificó con 9.5 puntos de 10 posibles, lo cual no es poca cosa. De esta manera, la maquinaria del metal se mantiene activa y bien aceitada, sin importar la ridícula insistencia de columnistas y personas sin nada que hacer que mantienen la idea de que el género está muerto.