Dark Angel será una de las grandes leyendas que pisarán el escenario del México Metal Fest. Con una historia que los coloca bajo el manto de los padres fundadores del movimiento thrash metal, su presencia en México no sólo es de las más esperadas, sino histórica.

La banda ha nacido en tres ocasiones distintas con la configuración clásica en el género: dos guitarras, batería, bajo y voz. Originalmente fue fundada en 1981 por el guitarrista Jim Durkin junto con otros músicos, aunque su alineación clásica se consolidó a mediados de los 80 con la llegada del también guitarrista Eric Meyer, Ron Rinehart en la voz, Mike González en el bajo y la leyenda viviente entre los bateristas de música extrema, Gene Hoglan. Esa misma formación es la que tocará en México.

Si bien entre 1984 y 1991 grabaron cuatro discos, establecieron su fama como una de las bandas más impactantes del Thrash, con canciones estructuradas de manera única para ese tiempo (canciones muy largas, muy veloces, con gran variedad de cambios de tempo y ritmo y con letras bien pensadas), no lograron competir contra los grandes monstruos comerciales del género que surgieron en la misma época, como Metallica, Megadeth y Slayer.

Dark Angel, la leyenda del thrash, en Monterrey

En 2002, tras diez años de silencio, intentaron una reunión, sin embargo luego de tres años, problemas de salud de Rinehart provocaron que la banda parara de nuevo. Finalmente, ocho años más tarde, en 2013, el quinteto anunció se tercer intento por seguir con la carrera de la banda. Desde entonces se han hecho diversos intentos por terminar el que sería el quinto disco de Dark Angel, pero lo más que se sabe es que se intenta tenerlo listo para 2020. Todo esto tiene como principal detonante el que Gene Hoglan tiene actividad constante con Testament, y que en diversas ocasiones ha formado parte de leyendas como Death, Strapping Young Lad, Fear Factory y varias más.

Al final del día, el peso del nombre Dark Angel en la historia de la versión americana del Thrash es imposible de desdeñar, y el hecho de que formen parte de un cartel con monstruos como Emperor, Unleashed, Possessed y Hammerfall, por ejemplo, sólo añade valor agregado al festival. Como dato anecdótico es bueno saber que, a pesar de que algunos registros marcan la edición de su disco debut, “We have arrived”, en marzo de 1985, la banda colocó una publicación en Facebook que dice que fue en este mes, pero hace 35 años, que vio la luz.

La foto de portada es de Alex Solca.