Mejor conocido por varios usuarios como @desde_1989, Daniel Patlán hoy figura como uno de los fotógrafos más activos y propositivos de Ciudad de México. Algunos pueden ubicarlo mejor por su trabajo visual en conciertos y es que pocos son los artistas que no han pasado por la lente de su cámara.

Así, el paso siguiente en la trayectoria de Daniel Patlán era, por supuesto, montar una exposición de sus fotos más representativas. Nadie es una isla es el nombre que llevará dicha exposición y, de acuerdo con lo que escribió el fotógrafo, ésta reflejará mucho de lo que fue y significó para él el año 2018.

Ese año que me revolcó una y mil veces, que me enseñó tanto (a ofrecer disculpas y aceptar mis errores, por ejemplo), que me confrontó y me hizo cuestionar muchas ideas con las que había vivido. Con esto en mente, presentamos ‘Nadie es una isla’, un tributo a las personas, lugares y momentos que dejaron huella este año.

La invitación para mostrar su trabajo vino por parte del artista Smithe y a partir del 28 de marzo, cuando será la inauguración, tú también podrás ser partícipe de la muestra en TOBA Gallery (Luis Moya 22, colonia Centro).

Echarle un vistazo a su trabajo es también reflexionar lo mucho que ha cambiado la escena musical en nuestro país, como bien apuntan nuestros amigos de Lifeboxset. Además, fue un pionero en el uso de caleidoscopios para imprimir texturas diferentes a lo que sucedía en el escenario. Posteriormente, echaría mano de los formatos análogos para seguir avanzando.

Cuando eres un nómada, descubres que cualquier lugar donde te sientes bienvenido es un hogar, y que cualquier persona que te comparte su vida con esa calidez digna de tu casa materna, ayuda a reforzar esa idea.

Nadie es una isla, una exposición de Daniel Patlán.