La historia de de Cyrano de Bergerac es una oda al arrojo y a la creatividad humana.

Una auténtica analogía viviente que, mediante una serie de aguzadas experimentaciones creativas, se dio a la tarea de ofrecernos un referente lleno de ensueño y pasión.

Recientemente el director Alexis Michalik se dio a la tarea de reinterpretar la grandeza de esta obra mediante una serie de indagaciones fílmicas de lo más interesantes.

Nos referimos, por supuesto, a ‘Cyrano Mon Amour’, cinta que forma parte del 23º Tour de Cine Francés.

Cyrano Mon Amour Tour de Cine Francés película cine

Protagonizada por Thomas Solivérès, Oliver Gourmet y Mathilde Seigner, esta cinta destaca como un auténtico manjar audiovisual.

La narración nos sitúa en 1897, año en el que un joven Edmond Rostand se abre camino en un cada vez más complicado mundo de la dramaturgia.

Presa de un bloqueo creativo que ha durado cerca de dos años, nuestro protagonista se encuentra pasando por un momento bastante difícil.

Misma situación a la que se suma la responsabilidad de cuidar a sus dos hijos.

Desesperado, nuestro protagonista decide embarcarse en un último proyecto: una obra titulada “Cyrano de Bergerac”.

Cyrano Mon Amour Tour de Cine Francés película cine

Es de esta manera que acudimos a una aventura llena de encanto la cual se caracteriza por desplegar un auténtico influjo hipnótico sobre el espectador.

Las construcciones visuales de esta cinta son algo verdaderamente estrambótico, una genial locura que evoluciona de manera espléndida.

Sin embargo, no cabe duda de que su principal acierto es esa maestría con la que deja al descubierto los complejos procesos que se esconden detrás del arte de variedades.

En pocas palabras, estamos frente a un prodigio que se vale del séptimo arte para montar una puesta en escena que, por momentos, pareciera más relacionada con el formato teatral.

Definitivamente, una cinta que nadie debe de perderse.

No more articles