TXT :: Uili Damage

Lauren Mayberry, voz y rostro principal del trio escocés Chvrches enfrenta con paciencia, claridad y determinación todos los procesos que atañen al lanzamiento de una nueva grabación, pisando firmemente en los territorios del synth pop más efervescente que han trabajado de sus inicios a la actualidad.

Provenientes de la comunidad indie de Glasgow -con exintegrantes de Aerogramme y The Twilight Sad- el trío ha sabido tomar lo más efectivo de los ganchos pop con los que le dan un brillo especial a su ética indie y las enseñanzas obtenidas en los escenarios alternativos.

Sin sacrificar la profundidad en composición musical y lírica, se hacen acompañar en su grabación más reciente, Love is Dead, por invitados de renombre como Matt Berninger (cantautor y frontman de The National), Dave Stewart, imparable fuerza creativa de la legendaria banda Eurythmics, Greg Kurstin (Sia, Beck Foo Fighters), quienes reciben el pulimento final de la mente maestra del pop británico (y fábrica de éxitos), Steve Mac (One Direction, Shakira, Ed Sheeran).

La combinación es dinamita, pues tiene todo para encabezar las listas de popularidad, con una manufactura impecable y robusta y un comentario crítico y afilado.

Sobre la aventura creativa para lograrlo, Lauren nos comentó:

“Empezamos a componer en Nueva York en enero del año pasado, estuvimos haciendo gira y finalmente entramos a grabar en septiembre, mayormente en Los Ángeles”.

“En esta ocasión estuvimos trabajando juntos todo el tiempo a diferencia de las otras grabaciones y tuvimos la oportunidad de ir dirigiendo el sentido del grupo de una manera más dinámica, unificando más cada canción con el espíritu general del álbum”.

Un nombre como el de Dave Stewart ligas a esta grabación le da un peso significativo; ¿su presencia fue decisiva?

Dave no está en el disco, pero estuvo cerca de la grabación todo el tiempo y siempre nos dio consejos muy valiosos para nosotros como músicos y productores, para lograr mejores canciones, más enfocadas y cohesivas.

Con un disco tan explosivo en términos musicales, ¿es una complicación presentarlo en vivo?

A nosotros siempre nos ha interesado mostrar una presentación muy directa, con buena producción, pero que no distraiga del trabajo musical, enfocándonos más en nuestra actuación que en todo lo que hacemos alrededor. Por supuesto, cuidamos los detalles escénicos para hacer cada show uno memorable, pero no dejamos que el trabajo musical pase desapercibido. 

Pareciera que tocar el disco en vivo necesita de una producción muy compleja

Para nosotros es fácil traducir el trabajo del estudio al escenario empezando por que echamos mano de un baterista en el que podemos confiar y apoyar toda la música, de ahí parte todo para que funcione de manera fluida. En contraste, con los discos anteriores hemos hecho versiones acústicas sólo con piano y voz, que es lo más sencillo que encontramos para presentar el tipo de canciones que tenemos.

Al momento de cerrar esta conversación, ¿cómo luce su calendario de actuaciones?

El 18 de noviembre, [tocaremos] en el Corona Capital en la CDMX. ¡Estamos muy emocionados de volver a tocar en México!

Love Is Dead es un largo que si bien pone a prueba a sus nuevos seguidores, abraza con fuerza y consiente al escucha con cada uno de sus trece cortes, los seleccionados de un volumen de composiciones poco mayor, que refuerzan el tema principal.

El álbum, apto para formar parte de tu colección de música ligera al lado de producciones tales como las de Christine and the Queens, Troye Sivan, y por supuesto el trabajo más reciente de Paramore reafirma las reglas y condiciones para lo que debe entenderse como una grabación synth pop en estos días, sin dejar de definir el camino del mainstream.

Credit: Nina Sandejas