Pareciera que desde que Chicharito nos invitó a imaginar cosas chingonas, México comenzó a soñar con llegar cada vez más lejos en el mundial Rusia 2018

Hoy de nuevo sufrimos un partido cardiaco contra Suecia. Aunque el resultado y el desempeño de la selección mexicana no fue como deseábamos, en los últimos minutos la victoria fue para nosotros. A pesar de perder tres cero, súbitamente, Corea se convirtió en el salvador del día, del partido, del mundial para los mexicanos. El statement del Chicharito se convirtió en un mantra para todos y entonces empezamos a imaginar cosas chingonas. 

Imaginamos que todos éramos iguales:

Imaginamos que dos naciones tan lejanas pueden ser una:

Imaginamos que somos más de los que siempre nos han dicho:

Hasta el último momento imaginamos un resultado favorable para México:

Imaginamos un resultados que no llegó, pero al menos, pudimos imaginarlo:

Imaginamos que vivimos en otra dimensión y alguien vino a salvarnos:

También imaginamos que una bandera se puede fusionar:

Y hasta lo inimaginable sucedió, el embajador coreano festejando con los mexicanos:

Incluso ya imaginamos un escenario posible para el lunes:

Chicharito ya nos invitó a imaginar lo imposible, sigamos creyendo en los milagros: