Bao es el nombre de la producción de corta duración que, durante la pasada entrega de los Premios Oscar, resultó ganadora de la estatuilla a mejor corto animado.

La verdad es que era algo de esperarse, ya que este trabajo -producido por Pixar Animation Studios- cuenta con ese estilo tridimensional que durante años ha sido el predilecto de los jueces de la Academia.

Este genial corto narra la historia de una mujer chino-canadiense quien comenzará a vivir una serie de experiencias fantásticas después de que un trozo de comida cobre vida frente a sus ojos.

El resultado es una cautivadora metáfora acerca de la maternidad y el amor familiar.

Bajo el Microscopio: Oldboy.

Las responsables de este increíble trabajo son Domee Shi -directora- y Becky Neiman-Cobb -productora-, par de visionarias quienes tomaron por asalto el escenario de los Premios Oscar este pasado domingo para dejar en claro que el poder de la creatividad no tiene límites.

A pesar de que la ceremonia generalmente le brinda especial atención a las categorías más “fuertes” -checa nuestro resumen con lo más relevante-, siempre es grato encontrarse con este pequeño pero conmovedor reconocimiento al esfuerzo de aquellos realizadores quienes exponen de forma palpable la contundencia emotiva del formato animado.

A continuación adjuntamos el corto para que lo conozcas.