Con catorce meses de antelación se planea cada una de las ediciones del festival Corona Capital, me comparte Armando Calvillo, uno de los fundadores. Ahora mismo son mínimos los detalles que se están puliendo para que este fin de semana, el 16 y 17 de noviembre, celebremos el Capítulo 10 de uno de los festivales más grandes de la ciudad.

En él, nos reencontraremos con grupos como Interpol o The Strokes, quienes participaron de las ediciones uno y dos respectivamente. “Queríamos un cartel que hiciera una remembranza de los años que hemos recorrido y creo que se cumplió”, me explica sobre la selección de los artistas. “Sobre todo queríamos viajar a una época, la década pasada, en donde sonaban mucho estos artistas. Y tuvimos la fortuna de poder juntar a Keane, Bloc Party, Weezer y Franz Ferdinand, que fueron muy importantes para una generación.”

TXT: Aldo Mejía

La generación a la que se refiere Armando Calvillo gravita los treinta años. “Quienes expresan su emoción, lo hacen con cierto dejo de nostalgia”, refiere y continúa: “puede que sigan pareciendo actuales, pero han estado tanto tiempo en nuestra vida que ya tienen un toque ‘vintage’, ¿no?”

Ni más ni menos que catorce meses precisan Guillermo Parra, encargado del book del talento, y su equipo para poder presumir un gran cartel cada año. Hoy ya tienen grupos y proyectos contratados, y mientras hablamos por teléfono alguien está comprando los últimos boletos para celebrar en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.

“Guillermo y su equipo siempre están pendiente de todo lo que sucede en la música: leyendas, artistas nuevos, proyectos que se avecinan. Corona Capital tiene ese sello de estar en busca de artistas nuevos e interesantes a nivel internacional. Y ha habido ocasiones en las que sin querer le atinamos.”

Lee aquí nuestros recuerdos del primer Corona Capital.

Entre los casos más significativos de estos descubrimientos está el de Dua Lipa o Sam Smith. Ambos artistas tocaron en Corona Capital antes de que su fama explotara y estaban lejos entonces de ser considerados actos estelares. No sin cierto humor, recuerda que los dos tocaron cerca de las cuatro de la tarde.

Armando gusta de percibir al Corona Capital como una plataforma de descubrimiento y toma con filosofía los comentarios en redes que aluden al desconocimiento de ciertos grupos que se leen en letras pequeñas. Ve esto como una oportunidad de presentar talento emergente.

“Corona Capital ya es un referente de la ciudad y uno de los festivales más importantes que se hacen aquí”, sentencia cuando le pregunto acerca de la relación de este festival dentro la propia ciudad. “Este puede verse como un fenómeno global porque se genera una conversación por medio de los artistas, del renombre que tienen cuando llegan aquí, y hay una exposición del país. se ha llegado al nivel de los festivales a nivel mundial.”

Armando Calvillo, cofundador del festival Corona Capital, habla del aprendizaje adquirido en diez años

Alcanzar este punto no se trata solamente de música, también de una labor social y un compromiso que han adquirido los eventos masivos. Esto quiere decir que han hecho un esfuerzo por reducir los residuos sólidos o los desechos. Es obvio que año con año se genera una derrama económica para los negocios locales o el sector turístico o los proveedores involucrados.

Pero han procurado facilitar el acceso para las personas que asisten en sillas de rudas, desde su ingreso al festival hasta el desplazamiento de un escenario a otro. El año pasado crearon una iniciativa con Corona en la que diseñaron chalecos que transformaban la música en sensaciones perceptibles mediante un chaleco para que las personas que perdieron la audición pudieran ser partícipes de nuevo.

Este año van a apoyar a una comunidad de Tlaxcala que va a producir ponchos como parte de la merch oficial del Capítulo 10.

Uno de los actos que me emociona en lo personal es el de Billie Eilish quien, con 17 años se va a convertir en la headliner más joven en la trayectoria del festival. Y quedará como el debut en nuestro país de esta artista que tendremos de regreso en mayo del próximo año.

“Hace más de un año tuvimos el tino de bookear a Billie y todavía estaba subiendo la cima a la que llegó ahora. Encontramos un muy buen momento y eso es parte de las cosas que engrandecen nuestro festival”, dice convencido. Atribuye la relativa facilidad con la que pueden firmar a estos artistas a la reputación que han construido a lo largo de los años.

Armando, por supuesto, vive de una forma diferente cada fin de semana de Corona Capital. “Desde comenzamos Parra y yo con esta idea de tener un festival de este tipo, de esta magnitud en nuestro país, ha sido muy padre. Ha estado lleno de aprendizajes y satisfacción”, asegura que todos los comentarios los han tomado en cuenta.

Armando Calvillo, cofundador del festival Corona Capital, habla del aprendizaje adquirido en diez años

Eso ha traído como consecuencia la inclusión de los foodtrucks, un parte aguas en los festivales de nuestro país pues ampliaron la oferta gastronómica y enriquecieron la experiencia de asistir. “Hoy ya estamos en un nivel gourmet”, comenta con entusiasmo.

En el 2010 esperaban 35 mil personas y el furor contagió a 65 mil asistentes en total. Hoy ya es sold out el Capítulo 10 y es más que seguro que nos encontraremos con el Corona Capital el próximo año.