El Corona Capital llegaba a su tercera edición en el 2012, en esta ocasión sería la primera vez que tendríamos 2 días de festival. El 13 y 14 de octubre eran los días elegidos para ver a grandes bandas como los Black Keys, la única presentación que han tenido en México, New Order, Suede, My Morning Jacket y muchos más.

De igual forma, por tercer año consecutivo, el Corona Capital nos traía actos pequeños que con el paso de los años se volverían de esas bandas favoritas en nuestro país como Unknown Mortal Orchestra. WhoMadeWho y L.P. 

La primera banda que fui a ver el 13 de octubre fue María y José, un proyecto de Tijuana que mezclaba la música electrónica con la cumbia que con su canción Club Negro causó sensación. El Bizco Club repetía la dósis de música de fiesta para un festival que comenzaba a dejar huella.

De ahí emprendí el camino para ver a The Plastics Revolution, una de mis bandas favoritas mexicanas en esos momentos, ellos abrieron el escenario principal, no había tanta gente viéndolos pero fue una muy bonita fiesta. Después tuve que partirme en dos, estaba La Habitación Roja que tiene una de esas canciones que ya mejor adoptamos en México por que los españoles ya pudieron levantar la copa. En el Bizco Club estaba tocando Baio, con un sonido hermoso nos puso a bailar, un año después regresaría Chris Baio con Vampire Weekend pero mientras él venía con su proyecto solista con apenas 2 EPs para poner a bailar a la gente.

La misión después de Baio era ver a las Dum Dum Girls pero necesitaba regresar a la cabina de radio, me perdí a varios actos pero Die Antwoord era una de las cosas más esperadas ese día en el Corona Capital. Venían haciendo promo del Ten$ion, creo que nunca había visto a unos personajes iguales a ellos, con tanta energía antes de subirse al escenario. Cuando subieron al stage la gente estaba vuelta loca, Ninja y Yolandi son una explosión cuando agarran el micrófono y DJ Hi Tek es una locura en la 1 y 2. Ese día harían historia, después de ese día los mexicanos llenaríamos cada uno de los escenarios en los que se presentaba Die Antwoord. Cuando sonó Baby’s On Fire la gente se volvió loca y ellos también. Apenas eran las 5 de la tarde y ya se veían caras llenas de sudor y cansancio por todo lo que se había bailado.

Llegó el momento de regresar a la cabina para seguir transmitiendo, el movimiento en esa zona es algo extraño. Te toca ver a los artistas dando entrevistas de 5 minutos, muchas caras conocidas de otros medios y muchas pláticas entre ellos sobre quién quieren ver. Uno de los frecuentes en las conversaciones era Major Lazer, Diplo y sus locuras. Uno de los shows que más se van a recordar en la historia del Corona Capital. Se vio un poco de Franz Ferdinand y descansé un poco para cerrar bailando en el Bizco Club con Basement Jaxx, un momento de la infancia que no me podía perder recordando el video de los changos con Where’s Your Head At, así se terminó el día 1.

El segundo día del Corona Capital fue una travesía, estoy malacostumbrado a fiestear aunque al otro día tenga que levantarme temprano. Llegué deshecho al festival así que llegué directo a ver a Los Rakas, un proyecto panameño con base en Oakland que podría decirse que es el único proyecto de urbano real que ha tocado en el Corona Capital. Después me lancé a ver a Alabama Shakes, liderados por Brittany Howard le estaban dando la vuelta al mundo con su primer disco y todos los amaban por su sonido, unos meses después regresaron para el aniversario de Ibero 90.9.

La siguiente banda que fue My Morning Jacket, el segundo día definitivamente no me era tan atractivo como el primero pero ver a Jim James en vivo era un must en vida. Pura lagrimita en la cara viendo a la banda de Kentucky. Después vi a New Order, una banda que nunca había visto en mi vida y que fue un momento bonito para bailar con mucho chavoruco.

El final del Corona Capital llegaba con The Black Keys y DJ Shadow. Los primeros estaban en un boom que pocas veces se podía entender, su sonido con guitarras eléctricas y rock cuando se comenzaba. Así terminaba el Capítulo 3, la última edición del Corona Capital con talento Iberoamericano que terminaría en controversia el año siguiente y hasta la fecha se siguen quejando.