Detrás del mundo onírico y único de Fever Ray está el gran diseñador Martin Falck

El regreso de Fever Ray, después de ochos años de ausencia, fue de lo mejor que ocurrió en el arte, en los últimos meses del pasado 2017. Este regreso se llevó a cabo con publicaciones de diversos visuales; videos que generaron varias emociones, desde consternación hasta morbo por tratar de entender lo que ocurre en el nuevo mundo de Fever Ray. Uno de los creadores responsables de este mundo mágico es el diseñador sueco Martin Falck, quien recrea en esta ocasión una versión potenciada de la estética del artista de los ochenta, Leigh Bowery.

Si eres fan de The Knife seguro reconocerás el trabajo de Martin Falck porque él ha sido eje central de la parte visual de este grupo y podrás identificar dónde mantiene su sello personal por encima del inconfundible Bowery. Él se ha encargado de interpretar visualmente la música de The Knife y el mundo sonoro de Karin Dreijer en su último disco de Fever RayPlunge. Sus diversas texturas y técnicas, desde dibujos en gouache hasta performances y visuales que únicamente podrían existir en la imaginación de Karin, Martin y Leigh.

Un ejemplo de por dónde viene la influencia de Leigh Bowery en Falck, capturado por el fotógrafo Josef Astor:

leigh bowery

En su obra personal, Falck ha creado desde piezas textiles como estas intervenciones en collage que hizo para Moderna Museum, así como la creación editorial de su DIK Fanzine.

Telas intervenidas por Martin Falck

De sus trabajos actuales, destaca la obra visual que ha creado con el último disco de Fever Ray: Entre escenas y seres inquietantes, Martin nos sumergió en un mundo completamente surreal. Desde 2009, Martin conoce a Karin y a su hermano Olof y desde entonces ha capturado cada nota de su música como una línea o textura para crear imágenes. Para la creación del arte del Plunge de Fever Ray, él explica que únicamente adaptó lo que surge a partir de cada canción de esta producción. “La música de Fever Ray habla por sí sola, ella me sentó en un cuarto y me hizo escuchar los primeros demos de su disco y sonó increíble. Pude sentirla y escuchar y escuchar su pasión por la música en cada canción. Por lo que después comenzamos a platicar sobre el mundo en el que habitaría esta música, a través de imágenes e historias que poco a poco fueron creando la realidad de Fever Ray”, comentó Martin para la publicación Crack.

En este mundo habitan dos personajes -uno de ellos es llamado “el monstruo”-, los cuales comienzan una relación. En cada visual se hace referencia al feminismo y a un empoderamiento queer que busca destruir todo lo que la sociedad considera como “normal”, tal como lo hace en su momento la obra del australiano asentado en Londres, Bowery. Acá, el objetivo de los suecos es romper y criticar las reglas impuestas; un discurso que se expresa desde la tipografía del disco, que hace alusión a las primeras bandas de metal.

Fever Ray anunció su primera fecha en vivo en un festival en California, y ahora ha dado a conocer más presentaciones para su próxima gira en Norteamérica y Europa. Además, recientemente publicó un nuevo video para el corte “Wanna Sip”, también de su álbum Plunge, en el que se aprecia a la pareja, antes mencionada, discutir sobre una mesa en una cena, que prometía ser romántica.

De acuerdo con Karin y Martin esta historia podría continuar incluso sobre los escenarios.

¿Cuál ha sido tu visual favorito de este disco, hasta el momento?

Trabajo de Martin Falck para The Knife: