Desde hace años se discute que no hay nada nuevo que ofrecer en la industria de la música, que todo se trata de una mezcla de influencias. Eso da como resultado sonidos viejos contextualizados en nuestra época actual. El punk, por su parte, existe desde hace 50 años y sí, no se ha alejado mucho del sonido que hacía explotar las cloacas en donde se realizaban las primeras fiestas clandestinas con esta música.

Por suerte, existen bandas como Chubby and The Gang que buscan sacar la casta y darle la vuelta al sonido. Con un proceso descrito como echar influencias en una licuadora, beber de esa mezcla y eventualmente vomitarla pero en letras, canciones y sonidos que marcan un diferenciador. Conoce a este quinteto inglés que ha crecido bajo los mandatos del punk y que hoy día bautiza su segundo álbum: The mutt’s nuts.

Desde que tenían 15 años tocaban en bandas de punk, ¿qué recuerdan ahora con mucho cariño de esas épocas joviales y salvajes? 

Chubby. Se siente como si fuera dos personas distintas, y es obvio porque era más joven en ese momento. Era más salvaje, estaba más enojado y era un adolescente rebelde. Pero el punk me ha enseñado cosas increíbles, como el simple hecho de hacer música, sin miedo a nada, o el tener ideas distintas al resto, estoy muy agradecido por las enseñanzas del punk. Incluso, Ray y yo pudimos ir a tourear a Estados Unidos cuando éramos unos chamacos, así que me siento agradecido por eso.

Ray. Opino lo mismo, los mejores años de mi vida.

Su música es rápida, sucia, salvaje y ruidosa, ¿qué otro adjetivo agregarían?

Chubby. Esa es buena, no estoy seguro. Pero siento que igual puede ser tranquila, lejos de ser algo salvaje, podría ser hasta tridimensional.

Ray. Considero que este disco tiene un sonido más concienzudo, nos tomamos el tiempo adecuado para hacerlo e incluso es reflexivo.

Chubby, ¿trabajas como electricista, verdad?

Chubby. Sí, lo sigo siendo.

Ray. A diferencia de él yo perdí mi trabajo el año pasado, durante el encierro. Mi trabajo era arreglar los jeans de las personas, iba hasta sus casas y así. Pero lo perdí, y he estado desempleado desde entonces. El resto de la banda tiene empleos en tiendas, así que es más sencillo en cierta parte.

Chubby: Es difícil aquí en UK, porque el gobierno dice que ayudará a los que se queden en casa, pero se siguen perdiendo empleos y no se ve ese apoyo, está jodido.

chubby-and-the-gang-entrevista-the-mutts-nuts-punk 1
El quinteto que conforma a Chubby and The Gang tiene empleos similares, ¿cuál consideras que es la relación entre el punk y la informalidad laboral?

Chubby. Siento que tocando punk tenemos trabajos que entienden y que apoyan nuestro “hobbie”, se comprende que la música es lo que mueve nuestras vidas y estos trabajos no se interponen en ello.

Ray. Nunca he sido una persona de empleos formales, principalmente porque no soporto esos ritmos de vida. No te puedes ir de tour en ese tipo de trabajos; es más difícil el tratar y errar mientras trabajas así, y siento que el tener trabajos similares, y que de esta forma podamos tocar mucho punk, se debe a que estos trabajos nos lo permiten durante nuestros tiempos libres.

Amo esta parte de su música, donde toman influencias de todos lados y lo escupen, ya procesado, al estilo Chubby…

Ray. Tratamos de tener influencias de todos lados, ser espontáneos. Pero al final todos consumimos la música de alguien más.

Chubby. Sí, definitivamente. Estando en una banda, todos los que formamos a Chubby… escuchamos muchas otras cosas, pasamos horas buscando mucha mierda que escuchar y no nos quedamos con los mismo discos punk de siempre, aunque eso no tiene nada de malo, pero todo termina reflejado en tu música.

Ahora están en Partisan, un gran sello discográfico. ¿Pero algo ha cambiado en sus vidas?

Chubby. Para mi no ha habido un gran cambio, tocamos en algunos festivales pero mi vida sigue siendo exactamente la misma que hace un año, si acaso ahora nos reconocen; “ah, eres de Chubby and The Gang” o lo que sea, pero aparte de eso nada ha cambiado.

Ray. Es lo mismo. Es divertido. Se disfruta, pero lo único que hacemos es tocar mucha música

Chubby. Y eso lo hemos hecho desde siempre, así que no existe un cambio de locos.

chubby-and-the-gang-entrevista-the-mutts-nuts-punk
Este disco es un retrato del Londres actual y sus constantes fracasos en el gobierno, una ciudad de la que no sabemos mucho gracias a las noticias, ¿verdad?

Chubby. Sí, aunque no es exclusivo de Londres, sino de todos los países. Seguramente México pasa por lo mismo, alguna persona crece en un barrio con mucha desigualdad, carencias y al desarrollarse ha de tener una gran cantidad de historias locas que vivió en esa localidad. Aquí es lo mismo. París, Londres, Nueva York… es sobre entender en dónde estás parado y voltear a otros lados. En cierta forma, no podemos entender a la perfección lo que ocurre en ciertas partes del mundo porque simplemente no vivimos ahí. Tengo amigos que dicen que Francia es horrible, pero desde como yo lo veo me parece bastante cool, pero nunca sabremos hasta estar en esos zapatos.

Ray. Sí, hay historias reales de las personas que viven en estas zonas, los suburbios. Por ejemplo, yo no vivía en Londres, sino en otra zona, pero al llegar aquí te preguntas en dónde están las casas, la gente real.  Todo lo que te presumen y ves en todos lados es el Big Ben o el London Eye, la reina y demás. Pero tienes que recordar a la gente que vive en estos espacios y que siempre están resistiendo. Lo que es la existencia, realmente.

Fotos: cortesía
MÚSICA NUEVA: Escucha los álbumes de la semana