En abril del año pasado, el gobierno de Estados Unidos anunció un apoyo de mil 200 dólares al mes a quienes demostraran que habían perdido su trabajo debido a la pandemia. El Secretario del Tesoro, Steve Mnuchen, dijo que era una cantidad suficiente para sobrevivir el mes con mes en lo que se acababa la pandemia. También en ese tiempo Carnifex levantó la voz contra esa declaración porque acababa de cancelar la gira más grande que tendría en su carrera de 15 años. La banda perdió alrededor de 250 mil dólares y no estaba contenta con las declaraciones del gobierno.

TXT:: Luis Jasso

Scott Lewis, cantante de la banda, dijo lo siguiente en exclusiva para #SangreDeMetal: “Hacemos giras porque liberar música en Internet es sólo una pequeña porción de lo que significa ser una banda. Las giras son el lugar donde creas una audiencia, conoces a tus fans, les das la mano, un abrazo; el alma de lo que representa Carnifex. Perder todo eso por año y medio por poco acaba con la banda, porque todos vivimos de ella, somos de clase trabajadora y si no salimos a tocar no tenemos de qué vivir”.

Continúa Lewis: “El encierro también provocó un desmadre en nuestras vidas personales. Teníamos una deuda importante por la cancelación de la gira, así que empezamos la pandemia en una situación calamitosa. Creo que por eso el disco es tan crudo, porque por momentos hubo mucha tensión. Pensábamos que la banda no iba a sobrevivir y decidimos que si así sería, nos iríamos con el mejor disco que pudiéramos hacer”. El resultado: Graveside confessions.

 Carnifex es una banda de deathcore que no tiene problema en ser catalogada así: “comenzamos en 2005, no existía una escena deathcore, había muy pocas bandas que tocaban el género (Despised Icon, Through The Eyes Of The Dead, All Shall Perish). Empezaron a decir que éramos parte de la escena deathcore cuando simplemente éramos nosotros mismos expresándonos musicalmente. Con el paso de los años, deathcore se volvió en una palabra que polarizaba, así que nos pedían que dijéramos que éramos una banda de metal nada más. Hemos visto tantos cambios en 15 años. Que si somos death metal, deathcore, blackened deathcore, modern metal… Al final somos Carnifex y puedes describirnos como gustes”. 

Graveside confessions es el octavo disco en la carrera de Carnifex y el primero en el cual incluyeron un cover,Dead bodies everywhere”, de Korn; aunque no era su primera opción: “Normalmente escribimos dos o tres canciones, nos vamos de gira, regresamos y escribimos otras dos o tres y así hasta que tenemos material suficiente para un disco. Como esta vez no estábamos de gira evitamos las interrupciones. En cuanto a “Dead bodies everywhere”, me gusta la adaptación que hizo Shawn; le agregó lo suficiente para que a pesar de ser un cover sea una rola de Carnifex. Antes grabamos “Hammered smash face”, de Cannibal Corpse, pero no la dejamos porque honestamente no encontrábamos cómo mejorarla. En el caso de Korn puedes darte cuenta de que hubo chance de agregarle brutalidad; a Cannibal no puedes hacerlo más brutal”.

Justamente hoy, 3 de septiembre, la banda comienza una gira de 31 fechas como invitada de The Black Dahlia Murder. Después, del 12 al 24 de octubre, tendrá otras 12 fechas más como cabeza de cartel. Carnifex trae un disco potente y extremo bajo el brazo que le recuerda al mundo cuánto se extrañaba la brutalidad sonora.