Para acompañar a la leyenda en un par de noches poéticas

Mañana empezamos con la serie de conciertos que Morrissey realizará en el Auditorio Nacional después de haber visitado nuestro país para reponer el sin fin de conciertos que canceló hace unos cuantos años.

La primera noche de dos, se hará después del altercado en San Diego cuando un fan quizo abrazar a Morrissey y terminó perjudicando a todos ya que el Staff decidió dar por terminado el concierto.

Morrissey se ha catalogado por ser una eminencia desde que fue líder en The Smiths, excéntrico en sus necesidades y un poeta letrado, centrado y fuerte en sus convicciones, es por eso que aquí te dejamos una lista para sufrir y vivir en silencio con sus mejores canciones de las cuales estamos seguros, tocará en ambas fechas.

William, It was really nothing

La canción idónea para poder sufrir en silencio mientras estas consiente o inconscientemente sufriendo en un triángulo amoroso esta canción se realizó por esta razón y se dice que fue hecha para William Mackenzie el vocalista de “The Associates”.

Everyday is like Sunday 

Una canción idónea para sufrir como si cada día de la semana fuera domingo, a sabiendas de que el día siguiente será lunes, depende de que tanto odies los lunes o tu vida.

If you don’t like me, Don’t look at me

La belleza del amor no correspondido, la necesidad de sentirse querido y el supuesto juego entre dos personas que parece un tierno juego de niños, de esto va esta canción y con esta puedes tirarte en la cama a llorar como un bebé mientras ves al amor de tu vida pasar.

I wish you Lonely

Soledad, desolación y un vacío existencial es lo que esta canción pone en un pedestal, es como un grito desesperado por llamar la atención, para hacerse sentir y creerse que uno está vivo muy en el fondo, esta canción quiere hacerte ver sentir el mundo tan triste y desolado en el que vivimos, desde que naces hasta la muerte y el mismo infierno.

How soon is now?

Reflejando a una persona introvertida, ensimismada y con una característica especial que lo convierte a uno en un ser vulnerable que está en la búsqueda periódica del amor y la comprensión.