La carreras exitosas, invariablemente, llegan a un punto donde ven medidos sus logros en términos numéricos. A últimas fechas, todo lo que tenga qué ver con C. Tangana se maneja bajo tales parámetros. Y no es para menos. Su música cuenta con más de 650 millones de streams de audio y supera las 500 millones de vistas en YouTube, sin embargo El Madrileño no está interesado en cifras, sino en mantenerse en movimiento. Y no se refiere precisamente a sacudir el “Booty”.

TXT:: Alejandro González Castillo

En realidad, Antón Álvarez Alfaro habla de tomar riesgos. En ese sentido, “Tú me dejaste de querer” es, según él mismo afirma, un buen ejemplo de eso, de lo que significa no irse por la fácil. “He decidido evitar el camino por el que andaba para apostar por cosas nuevas. Me enorgullece arriesgarme y por fortuna me está yendo bien”, comenta desde su casa, pasando la mano por la barbilla, recapacitando sobre los alcances estéticos de dicho sencillo; “Tiene algo de bachata esa canción. Me gusta, hice locuras, experimentos”.

El tema cuenta, además, con la participación de La Húngara y Niño de Elche. Una mezcla ruda que de entrada ha llevado a varios a echar la cabeza hacia atrás y que pone a su artífice en un escaño distinto en el cual se hallaba. De alguna forma, el tema valida a C. Tangana; certifica que el hombre no está en el negocio musical sólo para acumular números y que eso de encerrarlo en la jaula de los que hacen trap, como él mismo avisa, no tiene sentido si se consideran los planes que desde ya está amasando.

c-tangana-tu-me-dejaste-de-querer-trap-en-decadencia-2020

Solías trabajar en una editorial hace muchos años, resulta difícil imaginarte en un ambiente así.

No lo disfrutaba demasiado. Estaba en Anaya haciendo trabajo de oficina, algo rutinario pues no contaba con estudios. Era lo mejor que podía tener: una jornada completa, vacaciones y un sueldo no tan malo.  Además, trabajaba sentado, y nunca de noche. Pero, ¿de eso a gustarme? No, no me gustaba.

Estudiaste Filosofía, ¿te sirve hoy día lo sabido? 

Estuve en la Universidad Complutense de Madrid. Y mi carrera sí que me ha servido. Tengo una perspectiva más amplia que la que, creo, tienen otras personas de mi generación. Me parece que los estudios me han sido útiles para entender quién soy como artista y qué cosas me hacen único. Gracias a ellos tengo una visión global.

Los Beastie Boys te forjaron en esos años escolares, ¿sigues escuchándolos?

No mucho. Aunque les tengo cariño, fueron una de mis primeras influencias. Ill communication es para mí un disco especial, y a él sí que vuelvo de vez en cuando.

¿Extrañas algo de los días en que te anunciabas como Crema?

Sí. A veces. El anonimato. Por lo demás, nada. Creo que ese chico que fui estaría muy orgulloso de las cosas que he conseguido hasta ahora, que soy la visión expandida de esa misma persona. La gente cree que he experimentado una ruptura muy fuerte con mi pasado, pero yo no lo creo. Sólo se trata del desarrollo de un adolescente demasiado sentimental y con ambiciones artísticas.

c-tangana-tu-me-dejaste-de-querer-trap-en-decadencia-2020

Hablas de anonimato, ¿es que ya no puedes salir a beberte unas cañas por el barrio de Malasaña?

He aparecido mucho en los medios, en la TV. Y no me gusta. Preferiría pasar desapercibido. He vivido situaciones incómodas en público, pero la realidad es que la gente me trata con bastante cariño cuando me ve. Todavía puedo escaparme de vez en cuando a algunos sitios, con unas gafas de mentira puestas. Recientemente estuve jugando en las canchas del barrio de Pacífico, en Madrid. Me gusta el baloncesto, pero no puedo ir todos los días porque la gente corre la voz de que ando por ahí.

¿Cuál es tu equipo favorito de la NBA?

¿Este año? Miami. La verdad es que no guardo un fanatismo al respecto. De pequeño me gustaban mucho los Indiana Pacers de la era de Reggie Miller (a veces podía hacerle sombra a Jordan). También seguía a los Lakers cuando estaban en el top, a Philadelphia con Allen Iverson y a Golden State con Stephen Curry.

Hace un par de años te decías incapaz de definir lo que era el trap, ¿podrías hacerlo esta vez? 

Ahora te diría que es una tendencia en decadencia.

¿Así te desmarcas del asunto?

No, porque pertenezco a la cultura urbana. Yo vengo de rapear y al final debo responder a lo que sucede a mi alrededor. Esa tendencia del trap ha pasado por mí a cierta distancia. Hoy la veo alejarse, rápido.

Cuando te ves a ti mismo como figura pública, a quién miras, ¿a Antón o a C. Tangana? 

Veo a los dos. Comparten cara: C. Tangana y Antón. Con la música que hago hoy día, con lo que estoy comunicando actualmente, no me siento muy alejado del personaje artístico, me llevo bien con él. Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero ahora mismo nos llevamos bastante bien.

c-tangana-tu-me-dejaste-de-querer-trap-en-decadencia-2020

¿Te da miedo que el personaje te trague?

No. Tengo bastante claras mis prioridades. He visto a mucha gente que le pasó eso, o que ha encontrado más interesante convertirse al cien en su personaje artístico. Pero no es algo que quiera que me pase. Mi vida diaria me lo confirma.

¿Es que aún sacas la basura; barres y limpias la casa?

Sí, la verdad que sí. No soy demasiado ordenado, pero sigo sacando la basura.

Hablemos de quienes tienes cerca en la punta de los charts. Bad Bunny, por ejemplo. ¿lo ves como competencia o como un colega?

El éxito que ha tenido Bad Bunny no podría compararse con lo que he conseguido yo. Su perfil es mucho más masivo que el mío, que soy  un poco más experimental, raro, si así quieres llamarlo. Compara nuestros repertorios, tenemos canciones que pueden estar en el mismo plano, pero las mías son más experimentales. Él tiene mucha habilidad para conectar con las masas, así que no lo veo como contrincante, en dado caso.

¿Cómo ha sido tu relación con Niño de Elche?

El primer tema que hice con Nicho de Elche fue “Un veneno”, y es el germen de lo que estoy haciendo ahora: acercarme a la música española. Aunque mi objetivo es hacer lo mismo con todas las músicas que me vaya cruzando.

O sea que falta poco para que le entres a las rancheras.

Habrá música mexicana en el futuro. No sé exactamente de qué tipo, pero la habrá.

Llego la hora de despedirnos, pero antes dime, ¿con quién estuve charlando? ¿Con Antón o con C. Tangana?

¿Con quién querías hablar tú?

Con Antón.

Has hablado con él, la mayor parte del tiempo.

Alizzz, productor de C. Tangana, despega su nuevo proyecto solista con “Todo me sabe a poco”