Desde Suiza con amor, el quinteto Burning Witches prepara el lanzamiento de su siguiente disco con el ofrecimiento periódico de sencillos. Destinado a aparecer en todos los sitios de distribución física y digital para el 28 de mayo, The witch of the north se perfila como un disco importante de entre los que se editarán este año.

TXT:: Luis Jasso

A pesar de los avances que ha vivido el mundo en cuestión de paridad de género, por diversas razones las bandas de mujeres se mantienen como la excepción a la regla. En muchas ocasiones lo que les juega en contra es la estadística; hay tantas bandas de metal de hombres que si de pronto se pudieran seleccionar mil de muy buena calidad, habría que elegir de entre 10 mil. En el caso de las bandas de mujeres probablemente habrá un centenar, tal vez el doble, así que a la hora de filtrar quedan apenas unas cuantas. Burning Witches es parte de ese puñado.

Su música es intensa, bien elaborada, tiene toque conceptual; evidentemente no cantan sobre beber hasta la inconsciencia. En el caso del tema que da nombre al disco, no es que Burning Witches hable en un idioma distinto, simplemente se expresan como mujeres y eso cambia la perspectiva: “Los caminos del útero son sabios. ¡Álcense! Es el levantamiento de las druidas, pacíficas. ¡Caigan! Es la caída de los tiranos. Cuando nosotras cabalgamos por la Bruja del Norte, cuando cabalgamos, avanzamos con valentía, cuando cabalgamos desafiando el frío lo hacemos por Freya, Bruja del Norte”.

De acuerdo con la guitarrista y principal compositora, Romana, Burning Witches no es una banda afecta a los grandes experimentos. “Nosotras ardemos por clásicos como Iron Maiden, Judas Priest y Slayer. No hay nada mejor que este tipo de música. De modo que Burning Witches siempre se mantendrá leal a sus principios”. Y que así sea, porque su peso es cada vez más notable en la balanza del metal.

El único detalle con el video de “The witch of the north“, a pesar de su gran producción, es que presenta un ligero desfase en la voz. Pecata minuta: