Para los amantes de Alvvays llega Bratty, un grupo de mujeres sinaloenses con un pop lo-fi de calidad increíble

Bratty es un proyecto que surge dude la mente de Jenny Juárez, pero en poco tiempo se convirtió en una de las bandas emergentes más interesantes del norte del país. Su primer material, Todo Está Cambiando fue lanzado a principios de éste año y se ha mantenido como uno de los EPs más innovadores de los últimos años.

Es difícil evaluar a una banda que solamente tiene 6 canciones en streaming, sin embargo desde los primeros segundos del EP de Bratty nos damos cuenta de que es algo especial. “Before Seeing Green” es la canción con la que se presenta la banda, y en poco más de dos minutos nos meten en el mood perfectamente. El ritmo es sencillo, las guitarras ochentera y la voz exageradamente nostálgica. Así como Alvvays, Bratty nos hace sentir felizmente tristes, como si estuviéramos buscando algo que no existe, o si simplemente estamos tristes porque nos gusta estarlo.

Como pasa frecuentemente con la escena nacional, muchas bandas muestran sus influencias de una forma muy clara. Bandas como Little Jesus y Caloncho marcan los ritmos y las melodías de Bratty. Lo ventajoso es que, al ser una voz de mujer, le da un tono fresco a sonidos de pop que muchos ya nos cansamos de oír. Las letras nos hablan del dolor de crecer y de tener que interactuar con otros, Bratty es una banda profundamente solitaria. “Un día sí estás y al otro te vas, con excusas de trabajo” canta Jenny en “Charlie”, una de las canciones más melancólicas del EP.

La producción del disco es casera, lo cuál lo hace sonar un poco más orgánico y natural, aquí no hay autotune ni ritmos enormes, Bratty es una banda pequeña en el buen sentido. El garage pop y el lo-fi son géneros que pocas veces encontramos en México -sobre todo de la calidad de Bratty- pero la mezcla del género, las letras y la producción es muy atinada. Es una banda joven y tienen mucho que aprender y que mejorar, pero no se sorprendan si en poco tiempo están tocando en los foros y festivales más importantes de la CDMX. Si estás cansado del pop sobreproducido y feliz, Bratty es la opción perfecta.