Bohemian Rhapsody no es lo que todos dicen que es, es mucho más que eso

Reseña
por
Israel Arias

Era 1996, yo tenía la edad de 4 años y aún recuerdo a mi padre poner el disco de “A Night at the Opera” del cual él era muy fan, desde ese momento yo no sabía quién era Queen, ni mucho menos quien era Freddie Mercury, solo recordaba las melodías que sonaban una y otra vez en aquél viejo toca discos que teníamos en la sala.

Fue dos años después cuando vi una retransmisión del Live Aid y cuando realmente descubrí qué era Queen y quién fue Freddie Mercury, en ese entonces yo tenía 6 años y un poco más de conciencia después de haber crecido en un ambiente impulsado por la música gracias a mi padre.

Gracias a él supe desde muy chico sobre ellos y la razón explícita del porque Freddie Mercury había muerto ya que además de ser melómano, mi padre también era médico, y hay que decir que en ese momento la enfermedad era vista como un tema totalmente polémico y transgresor.

En fin, a estas alturas la historia de Queen no me era desconocida ya que fui alimentado por su música y su historia durante la época “dorada” de mi niñez, fue más por esto que vi Bohemian Rhapsody que por ver una película de la cual todos estaban hablando pestes.

Para este entonces tengo que decir que la película ha sido infravalorada al por mayor, y sostengo con firmeza que la gente que ha visto este filme y quedó inconforme, además de tener la información sesgada, creo que no sabe en verdad la finalidad con la que fue realizado.

Para empezar creo que hay que tener muy MUY claro que esta es una biopic y no un documental, ese es un punto del que se tiene que partir para poder entablar una crítica constructiva ya que si realmente quieres saber de la banda la opción es ver un documental, y si quieres disfrutar de una película enfocada en su música, Bohemian Rhapsody es la opción.

Otra de las cosas de las que hay que hablar es que quizás muchos de nosotros conocemos la historia de Queen de pies a cabeza, sabemos quienes fueron, las razones del por qué la gente los amó, los ama y los amará, eso sin contar la figura y leyenda en la que se convirtió Freddie Mercury.

Pero en realidad, el fin del filme no era presentarte lo mejor de la banda, ni mucho menos lo peor, lo que esta cinta pretendía, era recordar a Queen y a Freddie Mercury por quienes realmente fueron, ni más ni menos.

Creo firmemente que Bohemian Rhapsody fue creada minuciosamente para no caer en controversias tratando de no exponer a la banda ni manchar la imagen de Mercury, y tengo que compartir que esto fue hecho –y con dolor en mi vejez– para las nuevas generaciones.

Insisto, esta película no es para un fan que ya lo sabe todo a menos que realmente sepa abrazar lo que la banda fue y no lo que quiera sacar de ella, no hay que tener expectativas tan altas.

Al final de todo, de lo único que realmente me arrepiento es de no haber nacido en la época de Freddie Mercury y Queen.