Kevin McKeown y Eric Owen son Black Pistol Fire, una dupla que sabe rockear duro, nacidos en Canadá pero ahora acomodados en Austin, actualmente se encuentran preparando su sexto disco de estudio, y en medio de la pandemia estrenaron el sencillo “Hope in Hell“, una canción que tenía unos dos años de haber sido escrita y grabada, pero que con la situación global actual nos hace reflexionar coyunturalmente.

Para saber más de este sencillo y sus planes, entrevisté a Eric, quien me platicó sobre la evolución de la banda, el momento en que se encuentran, el trabajar con Jacob Sciba, como productor de su disco venidero y su experiencia de enfrentarse al público mexicano.

 

-Desde Deadbeat Graffiti, su último disco, ¿cómo evolucionó la banda hasta “Hope in hell”?

Estamos constantemente jugando con nuevos sonidos, nuevos equipos, nuevas ideas, diferentes géneros. Hemos aflojado algunas de las limitaciones sónicas que solíamos tener. También adoptamos la grabación digital por primera vez. Todos nuestros álbumes anteriores, incluido Deadbeat Graffiti, se grabaron íntegramente en cinta.

-Leí que “Hope in hell” fue escrita y grabada hace casi 2 años, ¿por qué esperaron tanto para lanzar la canción?

Siempre quisimos lanzarlo. Fue agradable saber que teníamos este pequeño truco en nuestro bolsillo, esperando. Por alguna razón, ese momento no llegó hasta ahora.

-¿Cómo fue que la banda tomó la decisión de lanzar esta canción en medio de la pandemia?

Definitivamente es diferente. No puedes tocar la canción en conciertos, ni ir a estaciones de radio. Dicho esto, la letra que Kevin escribió para la canción, aunque la escribió hace 2 años, suena realmente real durante esta crisis actual en la que estamos todos.

-Sé que están trabajando en un próximo álbum, ¿Cuándo empezaste a trabajar en las canciones de este próximo álbum?

¡Hace 2 años! “Hope in Hell” fue la primera canción que grabamos que estará en el próximo álbum. Durante los últimos dos años, íbamos al estudio entre giras y hacíamos una, dos o tres canciones a la vez.

 

-¿Qué podemos esperar de su sexto álbum coproducido con Jacob Sciba?

Continuará con el precedente establecido por Deadbeat Graffiti en el sentido de que hay tantos géneros y vibraciones diferentes que influyen en las canciones: Hip-Hop, punk, RnB, surf, etcetera.

Las letras de Kevin y la sensación general de las canciones definitivamente han tomado un giro más oscuro, pero hay luz al final del túnel.

 

-Tienes muchos fans en México, incluso la Ciudad de México es la quinta ciudad donde tienen más oyentes en Spotify, ¿cómo crees que sucedió esta conexión?

Uno de nuestros shows favoritos fue cuando tocamos en el LIVE OUT en Monterrey. ¡La gente estuvo increíble! No estoy seguro de cómo o exactamente por qué México nos ha acogido, pero la pasión que tienen los fans mexicanos por el Rock and Roll es realmente impresionante ¡No podemos esperar para regresar!

-Desde el lanzamiento de “Hope in hell”, hasta el lanzamiento de su próximo álbum, ¿cuáles son los planes para la banda ahora que no pueden tocar en vivo debido al coronavirus?

Hay mucho por hacer antes del lanzamiento del álbum y la planeación para 2021. Con suerte, la música en vivo regresará el próximo año y podremos hacer una gira. Trabajaremos en tocar las nuevas canciones en vivo, también estamos trabajando en nuevas versiones y preparando el mejor concierto posible para nuestros fans.

Mientras tanto, ambos disfrutamos pasar tiempo en casa, ya que hemos pasado mucho tiempo viajando en los últimos años. ¡Ojalá todos se mantengan seguros y saludables!

 

Ahí lo tienes, prepárate porque vendrá mucho rock de parte de Black Pistol Fire en 2021.

 

Si te gustó esta entrevista también puedes leer lo que me platicaron Güero y Mike de Rey Pila sobre su nuevo disco Velox Veritas.